29 jun. 2009

Acerca de la destitución de Mel Zelaya en Honduras I

Verdaderamente es preocupante ver de nuevo aparecer las armas por encima de los votos para la resolución de los conflictos sociales y políticos de un país. Este hecho lamentable que nos está tocando presenciar debe de llamarnos a la reflexión, principalmente a los actores políticos con acceso a los centros donde se toman las decisiones en nuestro país.

Manuel Zelaya definitivamente llevó a su país a un punto crítico en el cual se le permitía pasar por encima de la Ley y las resoluciones judiciales "por sus pistolas" o le ponían freno de la manera más práctica e indolora posible. De momento no sabemos que haya habido muertos o heridos (esperemos que así sea, que no los haya) y tampoco Mel ha denunciado haber sido golpeado, torturado o maltratado; fue llevado en avión a territorio tico, supuestamente a petición de él mismo, y no a la cárcel.

Recién el Congreso de Honduras ha nombrado un Presidente sustituto y no es una Junta Militar la que se ha aprovechado del pretendido Golpe de Estado, como también circula la versión de que el Ejército no hizo más que ejecutar una Orden Judicial de requisa e incautación; lo cual si bien no justifica, al menos parcialmente explica la situación legal alrededor del asunto. De hecho el Procurador de Derechos Humanos de Honduras se ha unido al coro de voces que desde dentro del país piden a la Comunidad Internacional que se respete la decisión tomada en el marco de la Ley hondureña.

La Comunidad Internacional en pleno, casi unánimemente hasta este momento deplora las acciones del Ejército y dice desconocer al nuevo Jefe de Gobierno, que se ha comprometido a terminar el período por el cual ha sido suspendido Mel y realizar las elecciones programadas para Noviembre de este año. Obviamente a ningún gobernante le puede gustar la sola idea de que existe la posibilidad real de que ante sus desmanes pueda ser suspendido y llevado a la cárcel por las autoridades de su país. Pero Honduras nos está demostrando que sí se puede... la pregunta sería: ¿Se debe de hacer? Y yo pienso que sí, en ciertos y determinados casos. Forma parte del sistema, del status quo imperante, que los delincuentes de cuello blanco son inmunes y por ende impunes; ejemplos nos sobran en el suelo patrio... de manera que no me sorprende la reacción de las cúpulas partidarias y de los gobiernos "democráticos" del mundo. Es curioso ver a Daniel y a Chávez hablando a coro en concordancia con las reacciones de la OEA y la UE y los gringos (que seguramente van a clausurar también la CRM temporalmente, hasta enero del 2010); ahora no es injerencismo... pero con el megafraude documentado cometido en Nicaragua que nadie se meta... Igual de gracioso es escuchar a Correa (quien en su oportunidad disolvió el Congreso Ecuatoriano con apoyo de su Poder Judicial) criticar una actividad similar... ¡Qué cáscara!

¿Hasta dónde la Ley puede ser pisoteada por algunos bajo el argumento de que actúan en representación de "las mayorías"? Ahora esperemos ver la reacción de esas mayorías en Honduras para terminar de comprender la situación y formarnos un mejor criterio. Del mismo modo en que reacciono cuando se ataca al sistema cubano, o a los rusos... en este caso de Honduras espero que dejemos que los hondureños resuelvan sus problemas a su manera, que no tomemos partido y no desviemos la atención del problema nica. Aquí, a Dios gracias o por desgracia, es casi absolutamente imposible que ocurra algo como lo que pasó en nuestro hermano y vecino país; tanto porque las altas esferas del Ejército y la Policía Nacional andan demasiado ocupadas, calculadora en mano, viendo dónde hacen sus negocios con los ahorros de sus soldados y policías de línea junto con los de nuestros pobrísimos y explotados trabajadores, como porque nuestra "oposición" es incapaz de articular una línea coherente de acción a la que valga la pena ponerle mente. Ya ni se mencione el hecho de que los Poderes del Estado en Nicaragua no solamente no están divididos como la Constitución manda, sino que están totalmente subordinados al dúo Ortega-Murillo y su aliado Alemán.

Reflexionemos pues alrededor de estos asuntos nicas: ¿Van los parias de la patria a seguir jugando con fuego permitiendo que se haga y deshaga con las leyes? ¿Vamos a seguir permitiendo los nicas que los remedos de tribunales que tenemos sigan sembrando el caos en el país con decisiones arbitrarias y absurdas? ¿Van los "políticos" nicas a seguir estirando el hule para ver hasta dónde aguanta? ¿Vamos a seguir de payasos diciendo que vivimos en una Democracia cuando realmente eso es mentira?

¿Porqué la OEA, los gringos y la UE no desconocen a los Alcaldes del fraude en Nicaragua; con la misma fuerza que ahora desconocen a un Presidente nombrado de conformidad con la Legislación interna de Honduras?

P. D. Están por meternos nuevos goles con el BALBA (Banco del Alba), las Reformas Presupuestarias y nuevos bisnes con la plata del INSS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios