17 jul. 2008

Vìctor Tirado acerca del 19 de Julio:


A 29 años del triunfo
La revolución confiscada
Víctor M. Tirado L.

El 19 de julio de 2008 se cumplen 29 años de la revolución sandinista. Y es interesante ir reconstruyendo la historia de ese movimiento social que lleva el nombre de Revolución Popular Sandinista.

La revolución puso en movimiento a grandes sectores de la América Latina, ofreciendo un apoyo incondicional al nacimiento de una nueva era. Sin embargo, paralelamente, la revolución se agudizó al enfrentarse al imperialismo norteamericano, mientras algunas burguesías de América Latina le retiraron el apoyo por la presión norteamericana; después hay que ubicar la derrota electoral de febrero de 1990 en ese contexto en que se puso fin a la época de la revoluciones antiimperialistas.

Hay que destacar, en primer lugar, que la victoria sandinista tuvo como fuerza social y material a los obreros y campesinos, sin descuidar desde luego a otros sectores de la economía como los financieros, que en el último momento decidieron sumarse al movimiento insurreccional antisomocista para no quedar fuera del proceso democrático y tener fuerza para defender sus intereses; igualmente los pequeños empresarios, industriales y otros grupos de la economía participaron en la alianza contra la dictadura.

Sin embargo, la fuerza que le dio impulso a la victoria de 1979 fueron los lumpen, los tira bombas de contacto, los sin trabajo y los desafectos de la sociedad, que fueron una fuerza decisiva en la Insurrección, la cual desafió la muerte sin cobrar nada a cambio.

La estrategia una vez triunfada la revolución sandinista consistía en el paso a la revolución socialista, determinada por un partido revolucionario marxista y con el apoyo que prestaría la URSS en todos los sentidos.

No obstante, la Revolución Sandinista triunfó en la zona de influencia del imperialismo norteamericano, es decir, en tierra continental, con una economía subdesarrollada. La existencia del campo socialista bajo la dirección de la URSS y la revolución cubana, nos dio la fuerza moral para enfrentarnos al poderoso imperio de los EU y salir adelante en el subdesarrollo económico y social, al tener la convicción de la derrota de la política de intervención y de esa manera no sólo interpretar la historia sino transformar la historia, algo que esto último es lo más difícil, pues todo mundo la interpreta y no la transforma; además necesitábamos abolir para una mejor existencia de vida de la población: el somocismo.

Inicialmente, sostuvimos la idea de una compatibilidad entre el sistema socialista mundial y nuestra revolución democrática de liberación nacional; sin embargo, el peculiar destino nos derrotó en la mesa de la guerra y las elecciones. La revolución sandinista contemplaba en su primera etapa una economía mixta, un pluralismo político y el no alineamiento; no obstante, esta etapa no la cumplimos por querer saltar el curso de la historia al superar, sin crear condiciones económicas y materiales la construcción del socialismo con el apoyo de la URSS, y, además, no contamos con un compromiso integral con los recursos de la URSS a nuestra revolución en el campo del entendimiento entre las dos revoluciones, una de 70 años y otra de cinco años.

Sin embargo, a 29 años, la revolución finalizó y no queda más que el recuerdo de los aniversarios que cada año celebrábamos, pues en realidad el décimo fue el último de ellos como gobierno.

La revolución luego se confrontó con el proceso electoral. La revolución perdió y con la experiencia de esa era de diez años quedó registrada la tendencia del campesinado a dar la espalda en los comicios electorales. Una vez perdidas las elecciones, en lugar de haber recorrido al campo para atraerlo de nuevo, nos dedicamos a enjuiciar al nuevo gobierno.

La derrota de 1990 no sólo consistió en perder las elecciones, sino que tampoco se tuvo el interés y el valor estratégico para mantener unido a los sectores que apoyaron a la revolución y otros que fueron aislados para poder, de eso modo, mantenerla viva. En todo caso nos dedicamos a hacer politiquería, tanto dentro del Frente como fuera de él.

Hoy, a 29 años de la revolución y 16 de oposición al gobierno, el Frente se descompuso, y en su proceso, el autoproclamado Secretario General perpetuo del Frente Sandinista de Liberación Nacional, no sólo se corrompió y confiscó a la Secretaría, sino que al triunfar en las elecciones de 2006, negó la presencia de los viejos militantes y disidentes que sacudió las bases de la nueva clase social del danielismo.

El presidente Daniel Ortega, aquel hombre que tuvo poco eco con su participación (por no decir nada) en los grandes combates de la historia del Frente durante los 60 y 70, hoy ha confiscado y se ha quedado con todo, y nos da cátedra de revolucionario, de moral, y aún de economía.

La actual historia del Frente Sandinista es una crisis de democracia interna, moral, honestidad, y todos estos defectos y errores del partido son llevados al gobierno y al Estado. El Secretario General secuestró a la Organización, a la Secretaría, a los poderes del Estado, se apropió del Repliegue, de la bandera del partido, sus canciones y su 19 de julio.No olvides visitar el portal de Nicaragua "Nicaragua al día", emisoras nicas en línea, noticias actualizadas y foros:
http://nicaragualdia.foroactivo.com/portal.htm

3 comentarios:

  1. Acabo de encontrar este blog de Nicaragua, muy bueno por cierto. Los felicito.

    Lo visitaré muy seguido para saber que sucede en el vecino país.

    Yo también tengo un blog en donde abordó temas de la actualidad salvadoreña.el blog se llama "Juegos de Poder" y el link es http://neck.vox.com/

    ResponderEliminar
  2. Por el arte y por un pueblo que sufre, que no elije, que no se levanta…para un pueblo, para un pueblo perseguido, para un pueblo sin blogs… para un pueblo sin voz:

    Una rumbita se armó,
    una fea carcajada.
    Incombustible no sos,
    cómo bancás ese infierno?
    defendes la hoguera donde siempre
    sos la leña.
    Cuánto tiempo más vas a estar
    esclavizado así,
    refugiado en tu soledad?
    Esto se hunde a fondo,
    a fondo…
    Estás tomando de más
    y estás tolerando todo.
    hoy llora tu corazón
    la revolucion te ha abandonado.
    Quedaste mordiendo el aire,
    solo y sin dolor.
    Cuánto tiempo más vas a estar
    escavizado así,
    refugiado en tu soledad?
    con tu tortura en la TV,
    siempre así.

    ¡Abajo la tirania comunista!
    ¡Viva Cuba Libre!

    Gracias a los pueblos libres del mundo por regalarnos el espacio en este 26 de julio, un año màs de represiòn y represiòn en contra del pueblo cubano

    ResponderEliminar
  3. Este espacio es un referente del sentido de la solidaridad en momentos cruciales para nuestros países. Me he permitido enlazarte entre mis listas de amigos y a su vez, me complace hacerte saber que tienes un modesto premio “Brillante Weblog”, por si es tu gusto recibirlo.
    Un gran saludo desde Venezuela,
    Martha Colmenares

    Por este link:
    http://www.marthacolmenares.com/2008/08/16/premio-brillante-weblog-gracias-a-poder-5-de-puerto-rico/

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios