1 mar. 2008

Ante las elecciones municipales que se avecinan

Partiendo del supuesto de que el MRS no va en Alianza con las fuerzas liberales que se han vuelto a "reacomodar" creo que vale la pena hacer un pequeño análisis acerca de la "coyuntura" pre-campaña electoral actual.

En primer lugar debemos de analizar las posibilidades reales de que con la composición actual de fuerzas podamos tener alguna esperanza de que la situación política y económica en Nicaragua mejoren.

Comenzando por los liberales, tenemos que decir que esta re-unión (no importando alrededor de qué casilla) nos pone de frente al momento de inicio del pacto ignominioso que ha permitido a dos delincuentes repartirse el Poder en Nicaragua. Eduardo Montealegre ha desperdiciado la oportunidad de tomar distancia de la corrupción y del pacto no escrito que sostienen Arnoldo Alemán y Daniel Ortega. El novel político, conocido popularmente como "el ratón", volvió al redil de donde salió únicamente porque no le permitían explotar sus ambiciones políticas de correr como candidato por la Presidencia de Nicaragua. Los manejos de todas las instituciones de Poder en Nicaragua están compartidos entre el PLC y el FSLN producto de su "arreglo".


¿Ha cambiado el PLC, son distintos los liberales? Vemos las últimas resoluciones de la CSJ en el caso de los CPC, y la misma destitución de Montealegre dentro de ALN, como movimientos del mismo pacto... eso mismo ha ocurrido en la Asamblea Nacional mediante la aprobación del Presupuesto General de la República (PLC) y la prórroga de la Ley Marco (ALN). Si el PLC y ALN tuviesen vocación anticorrupción y deseos de sacar a Nicaragua de su postración, bastaría que los miembros del PLC en las Instituciones del Estado mantuviesen posiciones firmes y que junto a ALN se apoyaran en el MRS para sostener una verdadera oposición propositiva y constructiva.


Podemos concluir diciendo que la actual re-unión liberal no es más que una maniobra oportunista que tratará de explotar el antisandinismo arraigado en un sector de la población y el antidanielismo que la actual administración provoca en un fuerte sector del sandinismo. Quienes voten por la Alianza de los liberales estarán votando por el pacto y condenando a Nicaragua a cuatro años más de abusos y arbitrariedades políticas, enraizando aún más la corrupción que ya abiertamente se ha dispersado en todos los niveles de la Administración Pública del Gobierno Nacional.

De más está decir que votar por el FSLN es igualmente una confirmación del acuerdo de la población con la corrupción institucionalizada. ¿Sabe Usted cuántos Alcaldes Sandinistas se han visto involucrados en actos de corrupción durante este último período? ¿Cuántos han sido procesados por esos actos de corrupción? Con el actual estado de las cosas es imposible que la Fiscalía dominada por el FSLN acuse a un miembro de ese partido, mucho menos sería posible que el Poder Judicial Sandinista le condenase.


Todos los medios de comunicación han dado testimonio de que el MRS desde su pequeña representación en la Asamblea Nacional es el único Partido que verdaderamente ha ejercido una oposición consistente, coherente y sostenida en contra del pacto y de cualquier manifestación del mismo que ponga en peligro a la democracia o los derechos humanos de la población. Nicaragua tiene hoy día la oportunidad de ejercer presión en dirección a demostrarle a los pactistas y los políticos tradicionales que estamos cansados de comentar que "la política es sucia y los políticos son chanchos", como un axioma con el cual tenemos necesariamente que conformarnos.


La abstención no es un camino válido para tratar de lograr el cambio que Nicaragua necesita, sobre todo en Managua, invito a todos mis lectores a que realicen una verdadera reflexión acerca de lo que quieren para el futuro de sus hijos y de nuestra suficientemente maltratada patria, este es el momento de dar otro paso en el camino del cambio que todos deseamos para Nicaragua (el primero se dio cuando se logró que ALN y el MRS tuviesen representación en la Asamblea Nacional), ahora que ALN ha traicionado ese voto de confianza que el pueblo le dio, porque creía que representaba al cambio, es la hora de apoyar más decididamente al MRS, como la única fuerza emergente que ha mantenido en alto la bandera de las reivindicaciones sociales de la población, es el momento de decir rotundamente "NO AL PACTO, NO A LA DELINCUENCIA INSTITUCIONALIZADA, BASTA YA DE CORRUPCIÓN".

No olvides visitar el portal de Nicaragua "Nicaragua al día", emisoras nicas en línea, noticias actualizadas y foros:
http://nicaragualdia.foroactivo.com/portal.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios