5 dic. 2007

Posición MRS acerca de Presupuesto Nacional 2008:

Posicionamiento polí­tico y propuestas de la Bancada de la Alianza MRS frente al proyecto de Presupuesto General de la República para el año 2008

El proyecto de Presupuesto General de la República presentado por el gobierno para el año 2008, es una continuidad de las polí­ticas macroeconómicas neoliberales aplicadas por los gobiernos anteriores y se enmarca claramente en el programa acordado con el Fondo Monetario Internacional. Es una evidencia más del doble discurso del gobierno, que mientras por un lado proclama su identificación con los pobres, con las personas más vulnerables y el apoyo a los sectores sociales, en la práctica no representa un alivio ni al desempleo, ni a la pobreza, ni prioriza las inversiones sociales.

Con este proyecto presupuestario no se pueden esperar buenos resultados, como tampoco los hemos tenido con el Presupuesto del presente año, que al último dí­a de Septiembre sólo habí­a sido ejecutado en un 48% de su Gasto de Capital. Sus cifras, inclusive, ya están desfasadas, porque fue elaborado bajo supuestos que ya no existen como el de las proyecciones de inflación y de los precios del combustible, que se han disparado en perjuicio de las condiciones de vida de las familias nicaragüenses.

Este proyecto de Presupuesto, no tiene como prioridad a las personas pobres:

1. El gasto que tiene más prioridad en el Presupuesto es el pago de la deuda pública y de ese pago no se van a beneficiar las personas más pobres. Sólo el monto que se va a pagar en deuda interna, que asciende a un total de C$ 4,374 millones de Córdobas, es más de lo que tiene presupuestado el Ministerio de Educación (C$ 4,363 millones de Córdobas).

2. De forma descarada, el gobierno manipula la lucha contra la pobreza para orientar fondos hacia gastos institucionales que no se corresponden con las necesidades más urgentes de las personas pobres. Por ejemplo, se clasifica como gasto en reducción de pobreza la modernización de la Contralorí­a General de la República, el fortalecimiento institucional del Consejo Supremo Electoral, el gasto para fortalecimiento judicial en la Corte Suprema de Justicia y el total del gasto institucional del MARENA, del INVUR y del Ministerio de Energí­a y Minas.

3. La proporción de gastos de capital en pobreza disminuirá en relación a 2007 en C$ 92,300,000.00.

4. El ajuste del 12% en la nómina salarial para maestros, maestras y trabajadores de la Salud, es un engaño, no va a representar ninguna mejorí­a real para ellos y ellas, puesto que la inflación acumulada a finales de Diciembre de 2007 será de 16.5%, que es muy superior al ajuste salarial que se piensa realizar.

5. El presupuesto del Ministerio de Educación no es suficiente para orientarse de manera consistente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Preocupa sobre todo la reducción del gasto de capital de C$ 640 millones de Córdobas a C$ 429 millones, tomando en cuenta el serio deterioro de la infraestructura y la elevada demanda de la misma en todo el territorio nacional.

6. El presupuesto del Ministerio de Salud tampoco es suficiente para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

7. El gasto del MINSA en medicamentos por persona disminuirá de C$ 85 Córdobas a C$ 82 Córdobas. Quiere decir que no habrá más medicamentos para las personas pobres, sino menos.

8. El Programa Hambre Cero no tiene el presupuesto adecuado para cumplir las promesas que el gobierno hizo a la población. Gran parte de los montos previstos para el próximo año son fondos de cooperación internacional que no están asegurados.

9. El aporte del gobierno al Banco de Fomento es de sólo 37 millones de Córdobas, monto que contribuye muy poco a satisfacer las amplias demandas de crédito de las micro, pequeñas y medianas empresas del paí­s.

10. No se registran suficientes inversiones en infraestructura de caminos para la producción.

11. Los más de 3,200 millones de Córdobas que se proyecta incorporar en el Fondo ALBA y en ALBANISA, como resultado de la comercialización del petróleo proveniente de Venezuela, no aparecen reflejados en el Presupuesto General de la República, lo que convierte a este Presupuesto en algo muy poco transparente.

12. No se mencionan en el Presupuesto, ni siquiera de forma aproximada, los montos adicionales que serán generados como producto de la reforma tributaria que el gobierno tiene previsto someter a aprobación de la Asamblea Nacional.

Tomando en cuenta estos criterios, proponemos:

1. Declarar una moratoria en el pago de los CENIs y realizar una reestructuración soberana y a fondo de la deuda interna para liberar recursos que deben ser invertidos en las prioridades de la población. Sólo con la moratoria en el pago a los CENIs se pueden incorporar 900 millones de Córdobas al Presupuesto General de la República, de acuerdo a cálculos que ha realizado el mismo gobierno.

2. Con los fondos liberados de la reestructuración de la deuda interna y la moratoria de pago de los CENIs:

a. Subsidiar el incremento de tarifas de los servicios públicos indispensables para la población.

b. Realizar una inversión adicional en los presupuestos de Educación y Salud, que permitan enrumbar al paí­s en el cumplimiento efectivo de los Objetivos del Milenio. Entre otros, incrementar en por lo menos 300 millones de córdobas el presupuesto del MINSA para comprar más medicinas.

c. Asegurar al menos 30 millones de Córdobas en el MINSA para la atención de las personas afectadas por el pesticida Nemagón.

3. Incorporar de manera transparente al Presupuesto General de la República los más de C$ 1,600 millones de Córdobas que serán transferidos a ALBANISA y destinarlos a:

a. Incrementar en 40% los salarios de todos los trabajadores de la Salud y los salarios de los maestros y maestras.

b. Asignar 400 millones de Córdobas a ENABAS, para acopiar granos básicos de producción interna y cumplir su papel de estabilizador de los precios de esos bienes de consumo esenciales para las familias nicaragüenses.

c. Incrementar hasta 100 millones de Córdobas, el aporte del gobierno al Banco de Fomento.

d. Incidir en una reducción del precio del diesel.

4. También incorporar al Presupuesto General de la República los más de 1,600 millones de Córdobas que serán destinados al Fondo Alba y utilizarlos para:

a. Cubrir por completo con Recursos del Tesoro el presupuesto previsto para el programa Hambre Cero.

b. Realizar inversiones en infraestructura energética que contribuyan a reducir al máximo posible la dependencia que tiene el paí­s en relación al petróleo.

c. Realizar inversiones en infraestructura de caminos para la producción.

5. Que no se le apruebe ni un centavo a la Presidencia de la República, mientras el Presidente no despache en la Casa Presidencial, en vez de hacerlo en su casa de habitación y sede de la Secretarí­a General del partido de gobierno, utilizando indebidamente fondos públicos.

Managua, 4 de Diciembre de 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios