10 dic. 2007

Perros rabiosos (Daniel Ortega defiende sus atrocidades):


A partir del abuso cometido por el Poder Judicial, que se encuentra en manos del FSLN, según lo ha confesado sin escrúpulo alguno Rafael Solís, los Diputados de las diferentes bancadas de la oposición (ALN, PLC y MRS) han decidido actuar de manera conjunta conformando un solo frente que han decidido denominar "Bloque contra la Dictadura"; esta decisión ha sido ferozmente atacada por Daniel Ortega quien, aprovechando una actividad realizada en el Municipio de Tola del Departamento de Rivas, se refirió al asunto empleando un lenguaje chabacano y vulgar (el cual le está siendo ya característico).

Como hemos dicho en anotaciones anteriores, para comprender las locuras que Daniel Ortega dice cuando se refiere a los últimos gobiernos neoliberales, no debemos olvidar que durante todos ellos su partido fue la única gran fuerza opositora y sus maniobras "políticas" son precisamente las que han logrado su dominio sobre el Poder Judicial y el Poder Electoral. Repetimos, si Daniel Ortega hubiese dedicado sus esfuerzos para combatir o aplacar las medidas neoliberales, posiblemente estas no hubiesen sido tan perjudiciales para la población más pobre de nuestro país.

La verdad es que Daniel Ortega se ha dedicado a sobrevivir malamente de la política (ha demostrado ser un pésimo administrador de sus propios negocios y es algo así como un chulo, vividor, chivo o proxeneta político), como a emplear sus "virtudes" para ayudar a otros "Sandinistas" a que amasen fortunas de las cuales le alimentan.

Ver a Daniel Ortega convertido en el patán que ahora es, no deja de provocarme tristeza y conmiseración; alguna vez fue nuestro gran líder y representó lo máximo de nuestros sueños de juventud. Tampoco puede escapar de mi profundo pesar el hecho de que muchos nicaragüenses vieron en él la posibilidad de rescatar nuestra Revolución, la cual sucumbió ante las presiones de la guerra impuesta por los Estados Unidos y el descalabro de lo que fuera el Bloque Socialista.

Daniel Ortega, por mucho que ahora aparezca convertido en una mala versión de Mario Moreno, en su oportunidad fue un buen orador; claro, en esa época teníamos mucho que decir y mucho que aportar. Ahora el discurso de Ortega es demagógico, carente de verdadera sustancia y fundamento teórico; sus palabras ahora son vacías, porque promete cosas que no puede cumplir, falsas, porque cada vez que se refiere al pasado reciente oculta que él formó parte activa y fundamental del mismo, y agresivas, porque cuando se acaban los argumentos comienzan las disgresiones.

A mis hermanos nicaragüenses que lean estas líneas y se consideren Sandinistas, revolucionarios o de izquierda, comprometidos con las reivindicaciones sociales que dejamos pendientes por falta de posibilidades reales, sinceramente les pido que nos unamos para impedir que este energúmeno termine de destruir la posibilidad de llevar a Nicaragua a un futuro de paz, prosperidad y justicia social; si permitimos que Daniel Ortega ensucie aún más el nombre de Sandino y todos los héroes y mártires que ofrendaron sus vidas por nuestro país, nunca más podremos salir de la miseria en que nos encontramos, porque nunca más llegará al Poder un Gobierno verdaderamente Sandinista.

A mis hermanos nicaragüenses que no son Sandinistas les recuerdo que Daniel Ortega ha utilizado todas sus influencias para despojarnos, a los verdaderos Sandinistas, incluso de la posibilidad de usar los colores de nuestra bandera. Es por eso que el MRS usa el color naranja, porque el Consejo Supremo Electoral afín a Daniel Ortega nos prohibió usar nuestro identificativo en la bandera del Partido. Los verdaderos Sandinistas nunca levantaremos nuestras armas en contra del pueblo, sin embargo, no dudaremos un momento para alzarlas en contra de cualquiera que dentro o fuera de nuestro país trate de despojarnos de nuestra libertad y soberanía que tanto nos ha costado.

A Daniel Ortega le recuerdo que, de todos los Comandantes de la Revolución, el que menos ha hecho uso de las armas es él y que sus ahora ñoños acompañantes aburguesados seguramente preferirán emprender la huída, en caso de que viesen en riesgo sus hoy acomodados traseros. El pueblo de Nicaragua no quiere más guerra, es por eso que en 1990 prefirió abandonar un proyecto que abrazó con fervor y pasión; Comandante Ortega, el culpable de que el Sandinismo haya perdido las elecciones en el 90 fue Usted con su arrogancia y prepotencia, si tan sólo hubiese declarado la abolición del Servicio Militar que estaba acordada a raíz del compromiso adquirido por Bush padre de terminar con el financiamiento a la contra; no se preocupe Comandante, no habrá guerra... lo más probable es que Usted renuncie, o sea simplemente destituido por incompetente. Para eso luchamos y por eso ahora defendemos la democracia.

Luego de este pequeño desahogo paso a presentar las versiones noticiosas que cubrieron el discurso de Daniel Ortega.

El Nuevo Diario:

Presidente Ortega califica al “Bloque contra la dictadura” de:

“Perros rabiosos”

* “Yo no me imagino a Alemán, ni a Montealegre ni a los del MRS agarrando el fusil para enfrentar al pueblo nicaragüense”, afirma

*La oposición se quedó “arriba”, están locos, están desquiciados, replicó el presidente a los sectores políticos que se le oponen

|

Tola, Rivas

El presidente Daniel Ortega tronó anoche contra la oposición, a la que comparó con un perro rabioso que ladra todos los días en los medios de comunicación. Ortega elevó el tono contra los partidos políticos con representación parlamentaria que el viernes pasado se declararon en “Bloque contra la dictadura”, calificándolos nuevamente de somocistas.

En tono irónico, el mandatario dijo que la oposición, que se dice demócrata, se estaba uniendo para combatir la dictadura que supuestamente encarnaba su gobierno. Según el jefe de Estado, su administración es objeto de una campaña de calumnias por estos sectores que durante 16 años no hicieron nada por resolver los problemas más sentidos de los nicaragüenses.

“Frente a tanta infamia, tanta calumnia, fíjense la campaña que tienen ahora, se están uniendo, dicen, los que se dicen demócratas, pero no son más que los somocistas que combatió Gaspar García Laviana, los del PLC, los del MRS y la ALN, uniéndose, dicen que para combatir la dictadura del FSLN, solamente porque no gobernamos para hacer más ricos a los ricos y porque gobernamos comprometidos con los pobres”, apuntó.

Ortega hizo estos fuertes señalamientos contra la oposición en el municipio de Tola, en el departamento de Rivas, en el marco del 29 aniversario de la caída en combate del cura guerrillero de origen español, Gaspar García Laviana.

Por eso dijo que los que se constituyeron en el Bloque contra la dictadura, están rabiosos, como esos perros que andan por allí con rabia y que se lanzan contra los seres humanos. “Así andan éstos, están ladrando en los medios de comunicación todos los días”.

Parafraseando al Quijote, de Miguel de Cervantes, el presidente dijo que cuanto más ladre la oposición, eso significa que más estamos caminando con el pueblo, con los pobres, con los campesinos, con los nicaragüenses.

Poco antes de su intervención, el presidente y la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, recibieron de la comuna toleña la orden Gaspar García Laviana. Ortega entregó documentos que acreditan como dueños de 12 tractores a igual número de cooperativas agrícolas.

El presidente reclamó la Navidad que le está ofreciendo la oposición a los nicaragüenses, “tocando tambores de guerra”, eso están haciendo y se preguntó ¿cuál guerra? “Yo no me imagino al doctor Arnoldo Alemán ni al de los Cenis, Eduardo Montealegre, ni me imagino a los del MRS poniéndose el traje de campaña y agarrando el fusil para enfrentar al pueblo nicaragüense”.

En ese sentido, dijo que la oposición se quedó “arriba”, están locos, están desquiciados, replicó Ortega a los sectores políticos que han prometido arreciar una campaña para restituir las facultades al Poder Legislativo, cercenadas, según ellos, por los desmanes dictatoriales del mandatario.

Se lanza también contra los roba-tierras de Tola

Ortega, que anoche andaba con la espada desenvainada, denunció que un grupo de sinvergüenzas les robaron las tierras a los campesinos de Tola y que les fue entregada por la revolución.

“Claro que no tienen culpa los norteamericanos o canadienses, que son en la mayoría jubilados, que compraron lotes, por eso he dicho que hay que respetar la propiedad a los que han comprado lotes, pero el resto de esas propiedades, las que les fueron robadas al pueblo, le dije al procurador que hay que recuperarlas para los campesinos, para trabajarlas y no para revenderlas a esos sinvergüenzas y especuladores”, amenazó.

Sin embargo, el presidente evitó en todo momento referirse al escándalo desatado semanas atrás precisamente en Tola alrededor del tráfico de propiedades y en la que están involucrados, según denuncias, altos personeros del partido FSLN muy allegados a su persona.

Dijo que esas tierras son muy apetecidas porque están a orillas del mar y “vinieron estos sinvergüenzas y con engaños y presiones, les robaron las tierras a los campesinos, hicieron el gran negocio porque empezaron a vender una manzana que compraron en centavos o en otros casos simplemente la ocuparon e inventaron un título y dijeron que era de ellos”.

Explicó que esa manzana de tierra la lotificaron y le han sacado miles de dólares a los pensionados norteamericanos, canadienses y a familias trabajadoras y esforzadas que han comprado con sus ahorros.

Los que han comprado deben estar tranquilos, los que no podrán estar tranquilos ni podrán dormir son esos estafadores, porque tenemos que recuperar esas tierras, manifestó el presidente, tras indicar que esos sinvergüenzas les dicen a los campesinos que se metan a las propiedades y cuando estén allí les dicen que se las van a comprar en centavos.

Diario La Prensa:


Diputados van “ojo por ojo”
La próxima semana la oposición desconocerá por decreto la resolución de la Sala Constitucional que avala a los CPC
Ortega ripostó anoche llamando “perros rabiosos” al PLC, ALN y MRS
Ludwin Loáisiga López
politica@laprensa.com.ni
Ejército reitera su apego a la Constitución

El Ejército de Nicaragua no se da por aludido en supuestos planes del Ejecutivo de eventualmente militarizar el país en caso los diputados opositores desde la Asamblea Nacional, y una parte de los magistrados judiciales, se resistieran a la instalación de los Consejos del Poder Ciudadano como órganos paraestatales.

“El camino que hemos venido marchando es el camino del respeto a las leyes y a la Constitución y en el horizonte ese es el único camino que vemos”, respondió a LA PRENSA el vocero del Ejército, general Adolfo Zepeda, al ser consultado sobre el tema.

Sin embargo, aunque las declaraciones del vocero militar echan un balde de agua fría a la posible instrumentalización del Ejército por parte del Ejecutivo en su disputa con los otros poderes del Estado, el alto cargo militar aclaró que la institución castrense no ha recibido órdenes de esa naturaleza de parte del presidente Ortega.

“No hemos recibido ese tipo de órdenes, nosotros continuamos cumpliendo con nuestras misiones constitucionales, creemos que en este momento hay que garantizar la seguridad y la tranquilidad en las celebraciones marianas, en Navidad y Año Nuevo y estamos dando protección a las cosechas cafetaleras, además estamos trabajado contra el narcotráfico y en todas las misiones que hemos venido cumpliendo a lo largo de todos estos años”, explicó Zepeda.

Xiomara Chamorro
Ortega rechazó tres proyectos de la Corte Suprema

Previo a la anormal resolución que el pasado miércoles por la noche emitieron seis magistrados judiciales sandinistas a favor de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), el presidente Daniel Ortega había rechazado tres proyectos de sentencia.

El primer proyecto era de consenso entre los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que estaban presentes antes del tres de diciembre, día que sería firmada la sentencia.

La sentencia del tres de diciembre aclaraba que la Asamblea Nacional tiene “la potestad constitucional” para publicar las leyes, pero también que el Poder Ejecutivo tiene el derecho de crear por decreto a los CPC, pero sin otorgarles funciones de Estado ni presupuesto.

Sin embargo, un día después los magistrados judiciales liberales, Iván Escobar Fornos y Guillermo Selva redactaron un nuevo borrador de sentencia, bajo el argumento de que habían sido excluidos del anterior proyecto, aunque en realidad viajaron a Cartagena de Indias, Colombia, para participar en un foro y no trabajaron cuando se les encomendó la redacción del proyecto de sentencia.

La propuesta de Escobar y Selva, que estaba lista para el 4 de diciembre, provocó la ira del mandatario Ortega, debido a que era confrontativa con los CPC.

El proyecto era sencillo pero lapidario: “Déjese sin efecto el auto dictado por la Honorable Sala Civil número Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua”.

Esa resolución del TAM que estaban anulando Escobar y Selva es la que dio vida a los CPC luego del rechazo en la Asamblea Nacional.

Ortega no quería saber nada ni de Escobar ni de Selva, y ordenó al magistrado sandinista Rafael Solís elaborar una sentencia a favor de los CPC.

Sin embargo, ninguna de las tres sentencias logró ser acogida por completo y fue lo que detonó en la irregular integración de seis magistrados sandinistas en la Sala Constitucional de la CSJ, el pasado miércoles, excluyendo a los tres magistrados liberales.

Previo a una conferencia de prensa a las 9:00 p.m., el magistrado Solís habría amenazado a sus colegas liberales con una militarización del país, el encarcelamiento de varios dirigentes políticos y la confiscación de todos aquellos empresarios que se opusieran a los CPC.

El presidente de la CSJ, el liberal Manuel Martínez, denunció un golpe de Estado del FSLN.

Contra magistrados

El jefe de la bancada del MRS, Víctor Hugo Tinoco, advirtió ayer a los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua y a los sandinistas que integraron irregularmente la Sala Constitucional del Poder Judicial, que la Comisión de Asuntos Jurídicos del parlamento analiza la posibilidad de introducir una acusación por prevaricato contra ellos, por las sentencias que han emitido a favor de los CPC.

En una nueva maniobra, el Bloque Contra la Dictadura anunció que desconocerá por medio de un decreto legislativo la resolución de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que avaló a los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) como estructuras paraestatales.

Mientras, el presidente Daniel Ortega ripostó anoche mismo y calificó como “perros rabiosos” al Bloque Contra la Dictadura, que lo integran el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y la bancada Por la Unidad.

“Están rabiosos, como esos perros que andan con rabia (...) Se están uniendo los que se dicen demócratas, dicen que para combatir la dictadura del FSLN. Porque no gobernamos para hacer más ricos a los ricos nos están calumniando”, dijo un Ortega energúmeno.

Los diputados del PLC, José Pallais y Maximino Rodríguez, informaron que el decreto en contra de la Sala Constitucional de la CSJ ya está en la primera secretaría del parlamento.

Los legisladores añadieron que el decreto será llevado a plenario, para su discusión y aprobación, en las sesiones de la próxima semana.

Pallais y Rodríguez admitieron que aplicarán al presidente Daniel Ortega la Ley del Talión: “Ojo por ojo, diente por diente”.

Por su parte, el primer vicepresidente de la junta directiva de la Asamblea Nacional, Luis Callejas, de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), no descartó que de ser necesario convoquen a sesiones extraordinarias después del 15 de diciembre.

Callejas afirmó que los siete grupos de trabajo conformados por el Bloque Contra la Dictadura coordinan esfuerzos con las organizaciones civiles para convocar, posiblemente en enero, a una gran marcha contra el totalitarismo.

ORTEGA “RABIOSO” CON ALEMÁN Y MONTEALEGRE

Desde Tola, Rivas, un Ortega con poemas de Gaspar García Laviana continuó llamando “perros rabiosos, reptiles, serpientes y somocistas” a los 52 diputados del PLC, MRS y ALN.

Ortega los calificó de “senadores del imperio” que traen “tambores de guerra” en época de Navidad, por acusarlo de pretender implantar una dictadura.

“Fíjense qué navidades le ofrecen a la gente, tocando tambores de guerra, ¿cuál guerra? Claro, ellos no saben cómo es la guerra”, indicó Ortega.

“Yo no me imagino a Arnoldo Alemán ni me imagino al de los Cenis, a Eduardo Montealegre, ni me imagino a los del MRS poniéndose el traje de campaña, tomando el fusil y enfrentándose al pueblo. Están locos, totalmente desquiciados, se quedaron arriba, como decimos aquí, no se dan cuenta de que estamos en una Nicaragua en paz”, agregó un Ortega intransigente.

LA ESTRATEGIA DEL DECRETO

En tanto, el diputado Pallais explicó que el decreto en contra de la decisión de la Sala Constitucional de la CSJ obedece a que esta se integró de forma irregular.

“Lo que procede es que la Asamblea Nacional, en ejercicio de su facultad soberana de legislar, desconozca la sentencia del tribunal espurio mediante un decreto legislativo y resuelva la improcedencia de esa resolución”, señaló Pallais.

OJO POR OJO...

La acción del Bloque Contra la Dictadura, que tiene fijos a cincuenta de los 92 diputados del congreso nicaragüense, se convertirá en una clara respuesta a la advertencia que hiciera Ortega la semana pasada, de que gobernaría por decretos si el parlamento no aprobaba sus leyes.

“Y es una respuesta a la acción inconstitucional de la Corte, digamos del magistrado ‘Payo’ (Rafael) Solís y compañía”, expresó el también diputado Rodríguez.

SÓLO PARA SANDINISTAS

Los magistrados sandinistas de la Sala Constitucional de la CSJ convocaron a sesión el pasado miércoles sin la presencia de tres magistrados liberales, y emitieron una resolución a favor de los CPC, pese a un rechazo en la Asamblea Nacional.

Pallais indicó que en un primer momento los diputados habían considerado introducir un “recurso horizontal” ante la misma CSJ, para que en Corte Plena se aclarara la disputa.

Pero descartaron esa estrategia porque sería un reconocimiento a la sentencia de una Sala Constitucional que los mismos diputados califican como “ilegal y espuria”.

BATALLA AL ROJO VIVO, DICE QUIÑÓNEZ

Por su parte, el diputado por el PLC, Enrique Quiñónez, advirtió que el Legislativo está dispuesto a dar una batalla “al rojo vivo” a Ortega, con tal de derogar la vinculación de los CPC con el Poder Ejecutivo.

“Si el Presidente quiere que la crisis se ponga al rojo, se va a poner al rojo vivo, porque nosotros no vamos a dar ni un paso atrás”, sostuvo Quiñónez.

LOS “12 DISCÍPULOS” SE REUNIRÁN LA PRÓXIMA SEMANA

Por otro lado, el diputado Rodríguez adelantó que la próxima semana se reunirán los llamados “12 Discípulos”, un grupo de personas que supuestamente podrían ser ultimadas por ex miembros de la extinta Seguridad del Estado del gobierno de Ortega en los años ochenta.

Rodríguez aseguró que ya conocen los nombres de las personas que supuestamente tienen la misión de atentar contra su vida.

“Al menos tengo mis propias medidas de seguridad y ya tengo algunos nombres de las personas que supuestamente son los encargados de mi persona, ayer me los dieron. Trabajan en Managua y son ex Seguridad del Estado”, aseguró Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios