27 nov. 2007

PRONUNCIAMIENTO DE LA BANCADA DE LA ALIANZA MRS:


PRONUNCIAMIENTO DE LA BANCADA DE LA ALIANZA MRS SOBRE RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL DE APELACIONES DE MANAGUA PARA INTERRUMPIR EL PROCESO DE FORMACIÓN DE LA LEY

En medio de un vertiginoso deterioro de sus condiciones de vida y un mayor empobrecimiento de las grandes mayorías, debido a un fuerte incremento de los precios de los bienes y servicios de consumo básico, sin que las instituciones del Estado hagan lo necesario para proteger a los consumidores, las familias nicaragüenses observan cómo el Presidente de la República hace todo lo posible por imponer su voluntad autoritaria a todos los poderes del Estado y establecer una dictadura institucional. Esto se evidencia en la resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua que pretende confiscar las facultades legislativas y la autonomía de la Asamblea Nacional en el proceso de formación de la ley.


La Resolución de la Sala Civil del Tribunal de Apelaciones de Managua, en la que manda a suspender la publicación de la reforma a la Ley 290, Ley de Organización y Procedimientos del Poder Ejecutivo, en virtud del rechazo al Veto Presidencial, es violatoria de la Constitución Política de Nicaragua, del principio de legalidad y del Estado de Derecho establecido en la misma, ya que:


1.- Viola el principio de independencia de los poderes del Estado establecido en el art. 129 Cn. El Poder Judicial no puede interferir en los actos y procedimiento legislativos, ya que estaría inmiscuyéndose en las atribuciones y funciones que específicamente señala la Constitución a la Asamblea Nacional en el arto. 138, numeral 1, que señala: “1. Elaborar y aprobar las leyes y decretos, así como reformar y derogar los existentes.”


2.- Viola el principio de jerarquía y supremacía de la ley consagrada en los artículos 182 y 183 de la Constitución, al desconocer con su resolución las atribuciones y funciones que por disposición constitucional le son conferidas al Presidente de la Asamblea Nacional , según la parte final del arto. 143, en donde enfáticamente señala que, rechazado el veto, “…el Presidente de la Asamblea Nacional mandará a publicar la ley”.


De igual manera viola este principio al invocar que la Corte Suprema de Justicia declaró inaplicable el arto. 51, numeral 2, de la Ley de Amparo sabiendo que, por disposición del arto. 188 de la Constitución, el Recurso de Amparo administrativo solamente cabe contra actos o disposiciones de la administración pública y no sobre actos legislativos que son en todo caso, para el Derecho Público, asuntos diferentes. Si la ley violase alguna disposición constitucional lo que cabe es el recurso por Inconstitucionalidad de Ley regulado en el arto. 187 Cn.


3.- Viola los principios generales con los que debe actuar el Estado, sus poderes, instituciones y funcionarios, establecidos en el párrafo primero del arto. 130 Cn. Los magistrados de la Sala de lo Civil del Tribunal con su resolución se extralimitaron en sus funciones al hacer una interpretación extensiva del art. 188 de la Constitución, violentando su jerarquía y el equilibrio de poderes al conferirse más atribuciones y funciones que ninguna ley ni la Constitución les ha facultado.


Por estas razones legales es que el Presidente de la Asamblea Nacional debe mandar a publicar de inmediato la ley 630. No se puede alegar la obligación de cumplir un mandato judicial (arto 167) cuando este no cumple con los principios de legalidad establecidos en los Artos. 130, párrafo primero y Arto. 160 Cn.


En consecuencia, rechazamos de manera categórica la maniobra arbitraria del Presidente de la República de utilizar el Tribunal de Apelaciones de Managua para interrumpir ilegalmente el proceso de formación de la ley y confiscar, de este modo, el Poder Legislativo. Toda su palabrería a favor del parlamentarismo ha quedado completamente desacreditada por sus acciones contra las decisiones del parlamento nicaragüense.


Al mismo tiempo, demandamos:


1. Que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional cumpla con demandar del Presidente de ese cuerpo legislativo, la inmediata publicación de la Ley 630.

2. Si el Presidente de la Asamblea Nacional no acata esa disposición, proceder a su destitución, de acuerdo a los procedimientos de ley.

Hacemos un llamado a la ciudadanía a defender con energía los espacios democráticos existentes, a luchar por construir una mejor democracia y a no permitir que se instale, por ningún motivo, causa o “justificación”, una dictadura institucional como la que pretende imponer de facto la pareja presidencial.

Dado en la ciudad de Managua, Nicaragua, a los 27 días del mes de Noviembre del año 2007.



Víctor Hugo Tinoco Enrique Sáenz Navarrete
Jefe de Bancada Alianza Diputado Alianza MRS
Movimiento Renovador Sandinista



Mónica Baltodano Marcenaro
Diputada Alianza MRS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios