1 nov. 2007

Discurso de Daniel Ortega ante la Asamblea Nacional de Nicaragua:


Por ser lamentablemente trascendentes las locuras que Daniel Ortega diga o deje de decir en Nicaragua, como en el extranjero, para quien tenga paciencia y trate de comprender lo que pasa entre ceja y ceja de Daniel Ortega, publico el texto íntegro de su discurso ante la Asamblea Nacional de Nicaragua. La verdad es que sus comentarios divagantes, sus excesos agresivos contra todo aquel que no se somete voluntariamente a sus designios y la interpretación política que hace de diversos sucesos actuales e históricos me cansan y aburren sobremanera.

La retórica de Fidel Castro, quien en realidad fue un excelente orador en su época, ha sido tergiversada y manoseada por tipejos como Daniel Ortega y Hugo Chávez, quienes no comprenden que no es lo tanto que se diga sino la profundidad y amplitud de conceptos que se manejen. No es lo mismo insertar un comentario ameno o ilustrativo que salirse del tema y divagar. Salvando el hecho de que el ilustre Mario Moreno hacía unos discursos con más contenido que los discursos de Daniel Ortega, tenemos que ese es el parangón más próximo para nuestro remedo de estadista.

En la fotografía inserta vemos el rostro de Daniel Ortega y su gesto me obliga a preguntarme: ¿Es Daniel Ortega un visionario, un soñador, un ingenuo o simplemente un estúpido arrogante?

Discurso de Daniel:

Hoy 30 de octubre es un Aniversario más, como recordaba Marcelino, del Huracán Mitch, que provocó la pérdida de vida de más de 2 mil 500 personas; la pérdida de más de 2,500 hermanos nicaragüenses entre niños, adultos, ancianos, sólo en el Casita. Provocó una destrucción enorme en todo el país... y eso que el huracán no entró al país, sino que fueron las lluvias cuando el huracán se detuvo en Honduras y provocó las inundaciones que dieron lugar a esta tragedia.

También el día de hoy, como nos recordaba nuestro hermano Brooklyn, es el 20 Aniversario de la Ley de Autonomía. Esta ha sido una lucha de los pueblos originarios de la Costa del Caribe, sobre todo, el pueblo miskito, la nación miskita y el pueblo mayangna, que eran una realidad en nuestra Patria antes de que existiera Nicaragua; y ¡cuánto costó esa lucha! ¡Cuánta sangre derramada por esa lucha! ¡Cuántos muertos!

Ahora estamos refiriéndonos a esta tragedia del Huracán Félix, las inundaciones y la leptospirosis, que suman ya un total de 251 fallecidos: Félix, 236; las inundaciones dejaron 6 personas ahogadas, y la leptospirosis lleva 9 personas fallecidas; es decir, 251 hermanos nicaragüenses. Les voy a pedir un minuto de reflexión, un minuto de silencio, por todos los fallecidos y, nuestras condolencias a todas esas familias.

Gracias hermanos y hermanas nicaragüenses, centroamericanos, porque Centroamérica es nuestra Patria; hermanos y hermanas latinoamericanos y caribeños, porque Latinoamérica y El Caribe, es la Patria Grande que tenemos que construir.

¡Cuántos temas se han presentado! Muchos de ellos, ameritarían una sesión completa como ésta. Yo no me atrevo a responder todos los temas, porque estoy seguro que saldríamos posiblemente a las 2 de la mañana, si empezamos a abordar todos los temas que me han planteado; yo quisiera responder a los temas, pero ustedes no han almorzado, ni un bocado han dado el día de hoy, y son sesiones bastante cansadas.

Claro, no es lo mismo un cortador de café bajo la humedad, bajo la lluvia, con los niños, la familia entera cortando el café, con un salario que como bien se ha dicho aquí, no da para comprar medicamentos; pueden ir al centro de salud, pero no pueden comprar los medicamentos, por lo que se dice aquí. ¿Qué significa eso? Que el salario que recibe el cortador es muy bajo. ¿Cuál es la causa? Habría que preguntarse cuál es la causa para poder atacar de raíz este problema.

Nosotros hemos dado un paso muy importante para que ese cortador de café, cuando llegue al Centro de Salud no salga con la receta a pedir limosnas para comprar el medicamento; hemos desprivatizado la salud, y ahora, ese trabajador aunque no tenga un salario justo, aunque no tenga para mandar a los niños a la escuela, por lo menos tiene cómo atender la salud de la familia. Ahora, va al puesto de salud, al centro de salud, al hospital, y se le da atención médica, se le dan los medicamentos y se le hace la operación de forma gratuita.

Y aquellos padres de familias trabajadores y trabajadoras; esos trabajadores de la construcción, que son los que construyen estos hermosos edificios, pero que no disfrutan ¡ni siquiera de una vivienda digna! ¡Qué ironías las de la vida...! los trabajadores son los que construyen los palacios; mano de obra esclava fue la que construyó las pirámides para el disfrute de los faraones; los trabajadores son los que construyen grandes edificios que luego, incluso, los dueños de esos grandes edificios que son para operaciones comerciales, para negocios, los presentan como proyectos turísticos para evadir impuestos y no pagar.

Mientras tanto, las Cámaras de Turismo pidiendo exoneraciones, y se han dado exoneraciones monstruosas como ésas; exonerándose del pago de impuesto a esos negocios ¡que no tienen nada que ver con el turismo!

¿Quiénes son los que construyen esos grandes edificios? ¿Quiénes construyen las carreteras, los caminos? ¿Quiénes laboran allí? Ahí los encontramos, son obreros, trabajadores, bajo el sol, descamisados; mujeres también que trabajan en la construcción, las encontramos en los caminos polvosos, en medio del lodo, de la lluvia.

La gente tiene derecho por lo menos a gritar su protesta

¿Y el salario...? El salario de ellos no tiene nada que ver con nuestro salario, y por eso es que tanto se irrita la gente con nosotros ¡démosles el derecho de gritar por lo menos, a los descalzos, a los hambrientos! Démosles por lo menos, el derecho a gritar... ¿por qué nos vamos a molestar porque grita la gente?

¿Cuántas veces a mí me han gritado? Y tienen toda la razón, ¡claro que la tienen! El que está pasando hambre tiene toda la razón, porque a nosotros nos ven aquí, cómodos, en este centro de trabajo, porque esto es un centro de trabajo, pero estamos en aire acondicionado, tenemos un buen salario, tenemos combustible, tenemos a la disposición 450 mil córdobas anuales.

La exigencia en contra de los Diputados y de los Ministros es tremenda. La gente dice: si te elegimos, ¿por qué no te vemos la cara? Ah! cuando andabas buscando el voto, ahí andabas por todos lados, visitándonos, pero ahora que ya estás electo, no te veo la cara.

¡Cuánto me alegró a mí, allá en Matagalpa! Sin que nadie lo invitara, sino que se lo decía el sentido común; cuando reunimos al Comité de Emergencia ante la tragedia de Matagalpa, ahí estaba nuestro hermano Maximino; él no andaba paseando en Europa, mientras sucedía esta tragedia. No andaba desde Europa dando declaraciones, mientras sucedía esta tragedia, sino que Maximino, estaba aquí con su pueblo de Sébaco, de Matagalpa, y estaba en la reunión, e hizo comentarios.

¡Cuánta falta nos hacían allí los dirigentes de algunas fuerzas políticas! que los escuchamos, utilizando la libertad de expresión, pero criticando y criticando, y está bien que critiquen y que digan lo que les de la gana, pero ¡como quisiéramos que hubiesen estado acompañando al pueblo en esta tragedia!

Pero bueno, algunos se pasan más tiempo en el extranjero, es su derecho y hay que respetarles su derecho; así como su derecho de opinar desde el extranjero. Es su derecho defender sus intereses económicos, es normal; cada quien defiende su intereses económicos. El que tiene hambre defiende el derecho a comer, con toda razón; el que no tiene trabajo defiende el derecho a trabajar, con toda razón.

El que tiene dificultades para una vivienda digna, pues también tiene derecho de protestar y de irritarse, cuando nos ven a nosotros en buenas viviendas, o cuando nos ven que recién ocupando un cargo público, de repente estamos construyendo ¡una hermosa vivienda! Y la gente empieza hablar y ¡con razón empiezan a hablar!

Y es que a lo mejor te sacaste la lotería, o a lo mejor hay un pariente que te mandó dinero para construir la vivienda, pero la gente no puede entender, que recién asumiendo un cargo público, ya tenés una hermosa y lujosa vivienda, con piscina, con aire por todos lados, con todas las condiciones y comodidades. Esa es la realidad de nuestro país.

Tenemos la de los nicaragüenses que estamos cómodos, y que nos irrita la piel cuando escuchamos a los descalzos, a los hambrientos, gritarnos, y queremos que permanezcan mudos... ¡no puede permanecer muda la gente! La gente tiene el derecho de reclamar. Donde yo llego, me reclaman; no crean que donde yo llego simplemente me reciben con abrazos y besos, me reclaman y me sacan la lista de lo que no se ha cumplido efectivamente.

El parlamentarismo

Y cómo me ha impresionado escuchar en todos ustedes, ¡fíjense bien! en todos ustedes, cómo me ha gustado escuchar: ¡qué bueno que estemos aquí en la Asamblea Nacional¡ ¡Qué bueno que el gobierno no esté pasando por encima de la Asamblea Nacional!

Yo le digo al pueblo nicaragüense, ¿que es mejor...? Que el gobierno jale por su lado y la Asamblea por su lado; o que nos juntemos aquí todos a debatir frente al pueblo, a hablar frente al pueblo, que todo esto se pase por la televisión en directo, como sucede en los países que tienen sistema parlamentario, donde se transmite en directo por televisión y dónde no hay ningún temor a la reelección, porque al final de cuentas, es el pueblo el que decide.

Y si sos tan malo, como dicen que sos, no te preocupés, el pueblo no va a votar por vos. Y si sos tan bueno y tan maravilloso como dicen que sos, no te preocupés, el pueblo va a votar por vos, pero... ¡dejá que el pueblo sea el que decida, no decidás vos por el pueblo! que el pueblo sea realmente el que ejerza ese derecho.

¿Qué prefieren ustedes hermanos nicaragüenses y hermanos Diputados? Que yo venga aquí a escucharlos, a una visita de cortesía, porque no estoy subordinado a este Parlamento; o que venga como una obligación, porque el pueblo me dice que estoy subordinado al pueblo y por lo tanto, estoy subordinado a este Parlamento, que tengo que rendirle cuentas a este Parlamento y no puedo estar por encima de este Parlamento y que lo que ustedes decidan aquí, tengo que cumplirlo, y no, que esto es una plática.

Una plática de un tema central; luego, lo del proyecto de ley, la reforma, etc., ustedes lo decidirán después que nos retiremos. Los demás puntos que han planteado, si queremos darle importancia, le damos importancia; si queremos responderlo, lo respondemos, pero ¡no estamos obligados! ustedes lo saben muy bien.

Esa ha sido la historia del sistema presidencialista, y por eso ha habido tantas crisis con el Parlamento. El Parlamento jalando por un lado, el Presidente por otro lado; una crisis que vivimos recientemente en el gobierno anterior del Ingeniero Enrique Bolaños. Esa es la peor señal de inestabilidad que puede dar el país.

En cambio, si aquí realmente queremos fortalecer la democracia, ¡olvidémonos de los reyes! porque el problema es que en estos países, la tendencia de un Presidente es actuar con el poder que actúan los reyes, un poder absoluto, independientemente de que esté allí el Parlamento.

Incluso, ha habido gobiernos con Presidentes que se han creído reyes en el Perú, donde disolvieron el Parlamento; o en Guatemala, donde un Presidente disolvió el Parlamento. Aquí mismo en Nicaragua, con la Administración anterior se amenazaba constantemente y se alentaba desde los medios de comunicación oficialistas, a cerrar el Parlamento y a utilizar al Ejército y a la Policía, para dar ese golpe en contra del Parlamento. La historia está fresquita ¡fíjense bien!

¿Qué es más seguro, qué nos da más seguridad a todos los nicaragüenses, a todas las fuerzas políticas, un régimen presidencialista o un régimen parlamentario? Donde, independientemente de quién sea el Primer Ministro o el Presidente, las cuentas se rinden aquí, y se le subordina a este Parlamento a rendirle cuentas; son nombrados por este Parlamento, el Primer Ministro, los Ministros, todos los funcionarios de gobierno. Tiene más poder una Asamblea que a la vez es electa por los ciudadanos, y que facilita de esa manera, una mejor participación de la ciudadanía en el ejercicio de la democracia, la democracia directa.

La reelección presidencial

Es decir, hay quienes piensan que esto es malo, que es malo que la Asamblea Nacional tenga más poder; que es mejor seguir en este bochinche, entre el Ejecutivo por un lado y la Asamblea por otro lado. ¡Ah... que la reelección! Ya les decía, si el Parlamento tiene potestad también, en momentos de crisis, para quitar Ministros, quitar al Primer Ministro y no cargar con una crisis de forma indefinida, y el pueblo tiene la potestad de elegir a quien mejor le parezca.

Ese es un punto fundamental que escuché esta mañana; en la boca de todos ustedes, no encontré ninguna divergencia ¡encontré una total coincidencia! Es difícil que uno de ustedes se oponga a darle todos los poderes al Parlamento ¡eso sería absurdo, totalmente! Y, cuando estamos planteando algo que no lo estamos inventando en Nicaragua; como tampoco inventamos en Nicaragua el sistema presidencialista, sino que son resultados de los procesos políticos universales que buscamos cómo adaptarlos a nuestras respectivas realidades.

Después de esta introducción, quiero referirme a puntos muy importantes que aquí fueron presentados; no a todos, como les decía. Yo quisiera establecer con ustedes realmente, este tipo de práctica, aunque no tengamos el sistema parlamentario, aunque no me vea obligado a hacer todo lo que ustedes dicen, me gustaría establecer este tipo de práctica.

Creo que convendría, sobre una serie de temas que han planteado ustedes, que hagamos sesiones especiales como ésta, en Plenario, traer a los Ministros que expongan, estar aquí presentes nosotros y luego, poder tener este tipo de intercambio. Pero sobre todo, yo me comprometería con ustedes, aún cuando la ley no lo mande, a acatar lo que haga consenso en esta Asamblea Nacional. Yo sí estoy dispuesto a subordinar el Poder Ejecutivo al poder de esta Asamblea Nacional, porque considero que el Poder Ejecutivo se debe al pueblo de Nicaragua.

Tenemos en Nicaragua, de arrastre, la lucha contra la pobreza; todos coincidimos que hay que luchar para acabar con la pobreza en nuestro país. Tenemos en Nicaragua, de arrastre también, un problema energético; tenemos en Nicaragua, de arrastre, una serie de decisiones que se tomaron en gobiernos anteriores, donde incluso, algunos de ustedes eran funcionarios de esos gobiernos.

Con el doctor Alemán, alguno de ustedes creo que era Ministro de Hacienda; creo que había nombrado Ministro de Hacienda a alguno de los que están por acá; y cumplió muy eficientemente su trabajo como Ministro de Hacienda del doctor Alemán. Luego, continuó siendo funcionario con el gobierno del Ingeniero Bolaños; otros igualmente, en otras direcciones de instituciones.

Tenemos el arrastre de las políticas económicas que se han venido comprometiendo por estos gobierno anteriores. Nosotros nos encontramos con esa realidad... yo, de mi parte, no me sentaría ni a platicar con la gente del Fondo Monetario Internacional; de mi parte, desconozco ya, la deuda interna y externa, porque todavía queda deuda externa; pero la responsabilidad me dice a mí, que no puedo hacer lo que me dictan mi corazón, mis sentimientos, porque el costo que pagaría el país, sería mucho mayor.

La deuda interna y releyendo a Lenin

Es una conclusión así de sencilla, es una conclusión marxista-leninista. Yo estaba leyendo a Lenin un día de éstos, un librito sobre Revolución y Cultura, que estaba releyendo, y donde Lenin habla de las tres tendencias que se movían en esos momentos en la Revolución Bolchevique: del extremismo de aquellos que desde posiciones intelectuales, fácilmente quieren dictar sobre una realidad que te dice que hay que actuar; y luego, aquellos otros que dicen, por una razón elemental de situación de pobreza extrema, donde es explicable, justificable, que hay que acabar con todo, para que esa riqueza se pueda redistribuir.

Lenin decía que ambos caminos eran totalmente equivocados, que la Revolución había que hacerla avanzar de forma que no pusiera en riesgo los intereses de las clases que defendía la misma Revolución.

Sí! Mandando al carajo la deuda externa, yo fácilmente lo hago, sin problemas digo ¡no paguemos un centavo de la deuda externa! Borremos ya toda esa plata que tienen asignada para pagos de deuda interna, que son más de 5 mil millones en pago de deuda interna, sumando los CENIS, más BPI, y si sumamos la deuda externa ya vamos por los 8 mil millones.

Fíjense, en deuda interna y externa más de 8 mil millones, ¡pagar una deuda es criminal! ¡Claro que lo sé! Es criminal pagar una deuda, cuando ya has pagado lo que te prestaron, y estás debiendo todavía el doble de lo que te prestaron. Esa es la famosa historia de la "Deuda Eterna..." ¡impagable! Es un instrumento que tiene el imperialismo del capitalismo global, para mantener cogidos del pescuezo a todos los países en vías de desarrollo, mientras ellos engordan, mientras ellos se enriquecen.

Para mí sería muy sencillo decirles ¡borremos ya todo eso! Pero yo quisiera aquí, escuchar a un genio, de esos que viven opinando por los diarios, por la televisión; esos que ya los tienen de plantilla, como se dice, ya los tildan de maestro, el sabio, dictan la última palabra.

Yo quisiera que esos sabios me dijeran ¿cómo hacer, acabando con esto, no pagando esa deuda inmoral? ¡Porque la deuda es inmoral! Por principios, yo la condeno. Que me digan cómo haríamos para mejorar las condiciones de los trabajadores del sector salud, del pueblo pobre, frente a un esquema de dominación global que nos tiene amarrado a todos, donde estamos luchando para desatarnos de ese esquema global.

Un día de éstos, los hermanos cubanos estaban analizando lo que significa el bloqueo, ya van a ser 50 años de bloqueo y ¿qué dicen ellos? El problema de ellos es doble, porque tienen el problema del bloqueo, y tienen que moverse dentro de un mercado global que es injusto.

No crean que cuando Cuba hace comercio con un capitalista, éste le regala, ¡no, le cobra! como cualquier negociante y le cobra altos intereses en un préstamo. No crean que cuando Cuba le compra a los Estados Unidos, porque le compra, les ha comprado a los productores norteamericanos, hasta más de mil millones de dólares en alimentos y no crean que se lo dan barato a Cuba, ¡no, es a precio de mercado!

Si un sabio aquí me dice, que agarrando todo ese dinero, esos 8 mil millones y repartiéndolo alegremente, como dicen algunos hermanos, que se pueden repartir alegremente, ¡no se hunde la economía nicaragüense! Seguramente que le dan el Premio Nobel de la Economía. Porque ni Fidel, ni Chávez, nadie, ha podido encontrar la fórmula. Lenin libró la batalla; pero es que la única salida es ir construyendo una nueva alternativa social, que pasa por la unidad de nuestros pueblos.

Para de la solución es la unidad regional

Ayer por la mañana, yo estaba en El Salvador, con el Presidente Saca, con el Presidente Zelaya y tuvimos un debate, donde participó por teleconferencia, un Premio Nobel de Economía de los Estados Unidos, un norteamericano, James Heckmann, un gringo bueno, buena persona se ve el hombre, pero claro ¡él está en su esquema!

Estábamos dialogando con la Universidad de Chicago, ¡imagínense! Los muchachos de Chicago... yo le decía que no simpatizo con los muchachos de Chicago; pero el mismo gringo decía que están los diferentes modelos dentro del mismo modelo capitalista, porque existen las contradicciones entre el capitalismo.

Sólo en Europa, él identificaba el modelo de los países mediterráneos, donde están Grecia, España, Portugal, Italia; el modelo de los países nórdicos; el modelo de los países de la Europa Central. El modelo norteamericano, por otro lado, el modelo canadiense, el modelo japonés, ¡imagínense!

¿Y dónde está el modelo centroamericano? si no nos hemos unidos los centroamericanos. ¿Y dónde está el modelo latinoamericano y caribeño? si no nos hemos unidos América Latina y El Caribe, que seríamos una potencia, ya con nuestro modelo. ¿Y dónde está el modelo nicaragüense? si no nos terminamos de unir los nicaragüenses, porque les tenemos temor a las potencias del imperio global.

Les digo francamente, ¿dónde está la fórmula? Si me dan esa fórmula, ¡inmediatamente se las doy a ustedes! Contentos, agarramos esos 8 mil, 9 mil millones que están para la deuda interna y externa, y mejoramos salarios, como dicen algunos Diputados; mejoramos salarios, invertimos en esto y lo otro, ¡ah... pero no es fácil!

Los países que se han planteado este tipo de acciones, tienen una infraestructura económica, una riqueza histórica, han pasado por momentos transitorios de crisis, son sujetos de créditos, pero además, han contado con la posibilidad que otros pueblos hermanos llegan ¡y les compran la deuda! Si a nosotros nos compran la deuda, ya la vendemos ¡claro que sí! ¡Toda esa deuda! Si nos la compran ya la vendemos, ¡magnífico!

Eso es lo que ha hecho Argentina, vender la deuda, ¿quién ha comprado la deuda a Argentina? Venezuela. Yo he hablado con el Presidente Chávez del tema de la deuda de Nicaragua, él está abierto, pero, mientras tanto, tenemos otras urgencias en Nicaragua.

Si nosotros nos hemos visto conversando con el Fondo Monetario y llegando a acuerdos con ellos, es simplemente porque las condiciones nos dicen, que si queremos actuar con responsabilidad, para que no se desplome el país, no queda más camino que negociar con el Fondo, pero ¡con una propuesta propia! Eso es lo novedoso, que hemos ido con una propuesta propia, donde la opción preferencial es por los pobres, es acabar con la pobreza en este país. Esa ha sido la propuesta que le llevamos al Fondo y que se aprobó en un período récord de 5 meses.

Fíjense bien, les voy a decir lo siguiente: lo que se entiende por mala educación, cuando estos muchachos y muchachas gritaban... ¡que mala educación! decían, Pero, mientras ustedes estaban hablando, interviniendo, ustedes mismos Diputados ¡en una sola platicadera todo el mundo! y eso, no es mala educación. Eso lo ve la gente todos los días por la televisión, y por eso es que dicen, ¡esos ni trabajan! porque se imaginan que ustedes están platicando quien sabe de qué, y que no se prestan atención ustedes mismos. Me perdonan, ¡pero es la realidad!

Europeos y yankis: los mismos intereses

Tenemos que salir de lo que son esas cadenas que tiene el país, esas cadenas que nos obligan a pagar deudas, que si ya no la pagaste, desapareció el acuerdo con el Fondo... y empecemos a sacar las cuentas qué significa que desaparezca el acuerdo con el Fondo, porque aquí el capitalismo global es uno sólo. El imperio del capitalismo global no solamente son los Estados Unidos de Norteamérica, son los europeos también, hermanos, ¡son los mismos!

¿Acaso los europeos no fueron los primeros en lanzarse sobre África y convertir en esclavos a los hermanos africanos? ¿Con qué derecho, a robar y saquear África? ¿No fueron los europeos los que vinieron a saquear América, a robarle las tierras a nuestros antepasados, a robarse nuestros recursos naturales? Los primeros grandes depredadores de África, Asia, América Latina, son los europeos.

Pero ahora, los europeos quieren dar lecciones de moral, ellos que han sido los que han producido los mayores criminales en la historia de la humanidad en Europa. ¿De dónde salió Hitler si no fue de Europa? ¡De la culta Europa! Fíjense bien.

Son los mismos intereses y te condicionan, y muchos de los que estamos aquí, y de los que están fuera, dependen de la cooperación de organismos no gubernamentales europeos, que están marcados por una política, dirigida a tratar de dominar a nuestros países, también vía organismos no gubernamentales.

O sea, los europeos y los gringos utilizando a organismos no gubernamentales, no a todos, porque sé que hay organismos no gubernamentales que son íntegros, patrióticos, pero, una buena parte de ellos son financiados, son pagados por los europeos y los yanquis, para hacerse los dueños de la política del país, con el cuento de que ellos representan al pueblo, aunque no se han sometido a una sola elección.

Este es un problema que no es fácil y nosotros tenemos que actuar con responsabilidad; y ésta, nos obliga a negociar. ¡No hay más camino que negociar! Los mismos yanquis, con toda y su soberbia, se han visto obligados a negociar con los hermanos de Corea del Norte; los mismos yanquis con toda su soberbia y sus amenazas, ahí están hablando que están dispuestos... ahí salió la Condolezza una día de éstos, que está dispuesta a conversar, a dialogar con el Canciller de Irán. Y en Irak, después de esta derrota terrible que están sufriendo, ¡mucho mayor que la de Vietnam! no les queda más camino que negociar.

Negociar deuda interna con responsabilidad

Nosotros estamos obligados, sin renunciar a nuestros principios, a nuestros objetivos, para que se libere nuestro pueblo de todas esas cadenas, estamos obligados a negociar, defendiendo los intereses del país. Por eso es que cuando hablamos de la deuda que tiene Nicaragua, deuda interna y externa, tratamos de hacerlo con la mayor responsabilidad.

No podemos disparar con escopeta, irnos contra todas las deudas ¡no podemos hacerlo! Quisiéramos hacerlo, hermanos, ganas no nos faltan... ¡pero no podemos hacerlo! Deseos no nos faltan ¡pero no podemos hacerlo! Entonces, qué decimos? Vamos con los CENIS.

¿Por qué con los CENIS? Porque ya sabemos toda esa historia. Además, le va a tocar al Poder Judicial, a las autoridades correspondientes, definir realmente este asunto de los CENIS; porque escuchaba a un Diputado pidiendo cárcel para los que tienen intereses con los bancos.

Ojalá que no sea para un compañero de los miembros de esta Asamblea Nacional, que tengan algún vínculo con los bancos, ¡ojalá que no sea eso a lo que se refiera el Diputado Torres! Pero bueno, será la justicia la que va a determinar y cada quien, lógicamente, tiene derecho a defenderse, pero la justicia es la que va a decidir.

Antes de que se aprobara el Presupuesto, como a la vez estábamos siguiendo una negociación en ese momento con el Fondo Monetario, le di instrucciones al Ministro de Hacienda, Alberto Guevara, y conversé también con el Presidente del Banco Central, para que fueran conversando a la vez con los bancos que tienen que ver con lo de los CENIS, para renegociar esa deuda.

Pero, renegociarla a la inversa de cómo se renegoció en años anteriores. Cuando se hizo en años anteriores, se renegoció para subirle, multiplicarle los intereses, no aritméticamente sino geométricamente le subieron los intereses a esos bancos. ¡Ahora no! ahora es para bajar los intereses... ¡claro, falta información! Ustedes tienen razón al estar pidiendo información, tener inquietudes... es para bajar los intereses, para que se establezca un período de gracia que por lo menos sea de 2 años ¡cuando menos!

Que se bajen los intereses y que la deuda se ponga a un largo plazo, 15, 20 años. Eso es lo que se está planteando en una negociación, porque, si en este momento le aplicamos la medida a los bancos, aunque lo decidamos todos aquí, ¡se nos cae todo el andamiaje del proceso negociador! que lo han venido desarrollando los acuerdos que hemos convenido, porque todos los que te dan un peso, de estos países desarrollados, te dicen: "tenés que estar bien con el Fondo Monetario."

¿Quién no nos pone condiciones? Cuba no nos pone condiciones; Venezuela no nos pone condiciones, pero, los demás ponen condiciones. Ese es el gran problema. Con esto, quiero que quede claro porqué razón hablamos de renegociar el tema de los CENIS y con qué objetivo: bajar intereses, años de gracia y que ustedes nos ayuden, nos acompañen en este esfuerzo.

Mientras tanto, sacar del Presupuesto ese dinero que está asignado para el pago de CENIS y reasignarlo para toda esta situación de desastre; porque el país... realmente no estamos viviendo el desastre del día de hoy, a raíz del Huracán Félix, el país vive el desastre desde el momento que ha sido expoliado, explotado, empobrecido, un país tan rico como Nicaragua. Que estos fondos ayuden a desarrollar el país, a fortalecer la economía, a generar empleos, todo lo que ya ustedes muy bien conocen.

El tema energético

El otro tema al cual me quiero referir, que entiendo bien las preocupaciones, tiene que ver con el problema energético. Les decía que en el problema energético, en noviembre estaríamos bajando de un racionamiento; porque hay que hacer la diferencia entre lo que es racionamiento y lo que es un corte, que se producen hasta en Nueva York, donde también hay cortes de energía. Pero racionamiento ya es otra cosa, racionamiento es todos los días; un corte es un accidente que se produce en cualquier momento.

El racionamiento que tenemos, que tiene que ver con el hecho de que hay un déficit de 70, 80 megas promedio; ese racionamiento se va a reducir a la mitad en el mes de noviembre, porque vamos a tener una mayor disponibilidad, y ya el déficit va a ser de 40 megas.

En el mes de diciembre, ya no habrá racionamiento, pero, no podemos garantizar que no haya un corte de energía por cualquier accidente; un rayo que cayó ya te afectó una zona, una región o te puede afectar el sistema; o una planta que se dañó, se saca temporalmente, pero lo que es el racionamiento, desaparecería.

Con la llegada de las plantas venezolanas y cooperación que hemos tenido también de los hermanos cubanos, una cooperación Cuba-Venezuela apoyándonos en esto; cooperación también de Taiwán, con una planta de 30 megas, nosotros esperamos que para el próximo año, cuando viene el período donde dejan de producir energía los ingenios azucareros, que son una fuente de energía importante; cuando viene el período donde ya se nos ha bajado el nivel del Lago Apanás y nos obliga a administrar con más cuidado el uso de la energía hidroeléctrica, entonces, ya contemos con esas plantas térmicas y no tengamos racionamientos ¡Dios ha de querer que así sea!

En estos momentos está una delegación nicaragüense reunida con el Canciller de Venezuela, allá en Caracas, tratando éste y otros temas que ya les voy a informar; muy buenas noticias nos están dando, acabo de comunicarme con el Canciller Maduro sobre estos temas. Esto, respecto al tema de la energía.

El gallo pinto y la tortilla

En cuanto al tema de alimentación, que es básico, un país como Nicaragua que está para que a nadie le falte el alimento, el frijol, el maíz, el arroz, las verduras, la yuca, ¡qué no se produce en Nicaragua! las frutas, la leche con esa ganadería que tenemos, la carne, los derivados de la leche...! Pero bueno, me refiero aquí a productos que están siendo objeto de la especulación y ¿cuál es el problema aquí? Eso que se llama libre mercado, por eso yo insisto que tenemos que luchar por el mercado justo.

¿Qué pasa en el libre mercado con los granos básicos? El que se queda con esas grandes utilidades, no es el campesino que produce, es el especulador que llega donde el campesino y le dice, te doy tanto y si querés lo agarras y si no ahí ve que hacés con ese frijol. Y al campesino no le queda más que entregar ese frijol. Luego, le agregan valor y especulan en situaciones como éstas.

¿Cuál es la solución? La solución no es cerrar fronteras; nos ponemos a cerrar fronteras y eso inmediatamente nos crea una situación muy difícil. Ya ese experimento lo tuvimos en situaciones complicadas en los años 80; para garantizar el precio de la canasta básica del maíz y los frijoles ¿qué hicimos? Controlar totalmente el mercado, y eso lo que provocó fue un desánimo en el productor, que a última hora prefería comprar el frijol que producirlo, pues le resultaba más barato porque lo estábamos subsidiando.

Esa política no es buena. Además, no hay forma de cerrar fronteras, ¡es una mentira! se te llevan los frijoles, el maíz, el café, ¡si se llevan hasta el ganado en pie para Honduras y Costa Rica! Por mucha Policía y Ejército, son tantos los pasos ciegos en las fronteras, que es imposible.

¿Qué es lo que queda en una situación como ésta? Dos acciones: una, liberar de impuestos el ingreso del frijol, y ya está liberado; la otra acción, Ariel, con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través de ENABAS, comprando frijoles a un precio justo, no al precio de los especuladores, sino a un precio justo al productor para que se sienta estimulado.

Ya se han comprado 20 mil quintales, que van para el mercado, que ayuden a bajar el precio. O sea, es importante, y tiene disponible todavía, y rindo un poco cuenta de lo que ustedes planteaban aquí... de los 50 millones de la emergencia, parte de los 200 millones en total de la emergencia, que han sido aprobados. 50 millones están para adquirir granos básicos; otra parte, para adquirir semillas y ya con la FAO, se ha logrado el respaldo de la FAO, hasta por 3 millones de dólares, para traer las semillas y que la gente empiece a sembrar. Tenemos la posibilidad ahora en apante, de tener una buena siembra y buenos resultados en apante.

Con los arroceros, estaba la especulación porque ustedes saben, aquí hay un 50% del arroz que está manejado por comercializadores ¡un monopolio! De ese monopolio, depende el otro 50% de los productores. ¿Qué les dijimos cuando se hablaba de incrementar el precio? Si ustedes incrementan precio, nosotros, el Estado, importamos arroz. Llegamos un acuerdo con los productores y con los mismos comercializadores, para no importar arroz a cambio de que ellos mantengan el precio. Por lo tanto, no tiene por qué subir el precio del arroz.

Esta lucha que tiene que ver con la canasta básica, tenemos que irla librando de esa manera, tenemos que dar la pelea, mercado justo contra libre mercado. Esa es la batalla que está planteada aquí; promoviendo un buen precio al productor de parte del Estado, porque el especulador le da una miseria, y luego, él se queda con la gran ganancia, la gran utilidad, y eso no estimula al productor.

La operación del petróleo venezolano

Otro punto que aquí ha sido muy mencionado, y que no puedo dejar de abordarlo. Pienso que aquí, en este tema del petróleo venezolano, por lo que he escuchado, a pesar que yo he insistido con los compañeros ¡que informen bien a la Asamblea! como que no han logrado hacerlo. Primero, no es ningún secreto, eso está en las páginas web, no crean que eso lo descubre algún periódico de aquí ¡no, todo eso está en las páginas web!

Los venezolanos son los primeros en meter todos estos convenios en la página web. Cuando decían que eran un gran secreto los acuerdos que Nicaragua había tomado con Venezuela, a raíz de la primera visita del Presidente Chávez a Nicaragua, ya Venezuela tenía en la página web todos los acuerdos, ¡ahí están! Unos en proceso de ejecución, otros pendientes de ejecución; unos financiados, otros todavía sin financiar, porque ya sabemos lo que significa este problema en cuanto a la cooperación externa... los tiempos, pero aún así, Venezuela ha trabajado con una gran rapidez.

Con el tema del petróleo ¿qué sucede? Al incorporarnos al ALBA, los países del ALBA tienen la posibilidad de recibir el petróleo venezolano, en nuestro caso, tenemos con razón con el ALBA, de recibir los 10 millones de barriles de combustibles que Nicaragua utiliza a lo largo del año, 10 millones de barriles, donde están los derivados del petróleo lógicamente, y estaría ahí también el petróleo crudo que refina la Refinería.

Pero ¿qué pasa? La Refinería es un negocio que se mueve dentro de la lógica de libre mercado, la ESSO, esa transnacional. Con la ESSO en los años 80 tuvimos una relación donde ellos maquilaban, nosotros no le confiscamos la Refinería, ellos se quedaron trabajando y lo que hacían era refinar el petróleo que traía el Estado nicaragüense. Eso nos permitía bajar los costos, porque las ganancias que tienen esas trasnacionales, son ganancias criminales... ¡imponen unos costos! ¡inflan los costos!

El petróleo que seguramente están refinando hoy, aquí en Nicaragua los de la ESSO, no crean que lo compraron a 92 dólares; seguramente lo compraron cuando estaba a 50, 60 el barril, ¡ah! pero te lo capturan después. Eso es una mafia donde también te cobran el doble, el triple, por la transportación del petróleo, y si no es en mi barco no te lo transporto. ¡Es una mafia!

El Presidente Saca le metió a esa mafia, hace poco, un impuesto; él me contaba cómo brincaron ellos y los medios de comunicación, porque como venadean salen disparándose los medios de comunicación, pero no con tiritos 22, sino que disparan con cañones de verdad, con cañones de largo alcance. Los grandes medios de comunicación, son los primeros en saltar defendiendo a esas trasnacionales; ustedes lo han observado aquí, cómo salen rasgándose las vestiduras por esas trasnacionales.

Y ahí tenemos que ir a fondo... ¡que paguen sus impuestos! Tenemos que medir el costo de operación que tiene esta gente; ellos no quieren y se presentan como que siempre están perdiendo ¿desde cuándo una empresa de éstas que está perdiendo se queda trabajando? Se van, sencillamente se van, como hacen los de la zona franca, que cuando están perdiendo se van. Eso es así de sencillo, miren cuántos trabajadores han quedado desempleados.

En cambio, el productor que está en el campo, ¡ese no se va! Vos no te vas, ahí has estado en el campo toda la vida; no importa la ideología, el productor que está en el campo no se va, ahí está siempre produciendo.

Adonde van las ganancias de ALBANISA

Vamos a lo siguiente, aquí queremos repartirnos y comernos el venado, la cabra, o la vaca, antes de cazarla. Primero, ALBANISA no pertenece a Nicaragua; en ALBANISA no hemos puesto un centavo, ¡fíjense bien! Esta es una iniciativa generosa de Venezuela, donde Venezuela, formalmente, ha puesto el 60% y ocupa la Presidencia de ALBANISA.

En Nicaragua, a través de PETRONIC, ¡Venezuela le cede el 40%! No tenemos capital nosotros para poder ser socios de PVDSA ¡cuándo! Para ser socios de PDVSA tenés que ser ya una empresa de esas enormes, multinacionales. Simplemente por la política de comercio justo de Venezuela, dentro del marco del ALBA, dice: 60% Venezuela, 40% Nicaragua. ALBANISA, es una empresa comercial, no es una empresa del Estado nicaragüense, díganme... ¿de dónde ha salido un peso aquí, aprobado por esta Asamblea, para ponerlo en esa operación comercial? ¡Si todo lo pone Venezuela! y los riesgos los corre Venezuela.

El petróleo que nos mandó Venezuela, aquellos 80 mil galones que entraron por el Rama, ¡no se han pagado todavía! Las plantas que nos mandaron los venezolanos, plantas nuevecitas, térmicas, que las tenemos ahí, que nos han ayudado a enfrentar esta emergencia, tampoco se han pagado.

Ahí se va a ir ajustando, y va actuando con una gran flexibilidad... ¿quién te vende de esa manera? ¿Quién te atiende de esa manera? Si querés comprar una planta de energía, adelante poneme el dinero adelante, y te empiezo a construir la planta, si no, no te construyo la planta.

ALBANISA, 60% Venezuela, 40% Nicaragua, Presidente Venezuela, Vicepresidente Nicaragua. ¿Cuál es el beneficio? ¿cómo viene el beneficio para Nicaragua? Primero, el petróleo se comercializa a precio de mercado internacional, no hay otra forma, por lo tanto, el petróleo aquí ingresa a precio de mercado internacional.

Ese petróleo se paga a 90 días plazo el 50%; el otro 50% se divide en dos direcciones, una dirección que va al fondo ALBA, que se está formando con los países miembros del ALBA y que en su momento, vamos a disponer de ese fondo para obras sociales, que es la prioridad. Es decir, esta es una operación comercial con un sentido social, para que ese fondo ALBA se utilice en programas sociales o en programas como éstos de construcción de caminos y carreteras, de viviendas, que tienen que ver con un impacto social; salud, educación.

El otro 25% es un crédito a 25 años plazo, con 2 años de gracia, que lo asume, no Nicaragua, ¡es la empresa ALBANISA! Por eso es que no puede entrar en el Presupuesto; tendríamos que estar locos nosotros en decirle a los venezolanos que queremos presupuestar esto.

¡Ah, los del Fondo Monetario encantados! Cualquier país capitalista encantado en que le metás en el presupuesto esa deuda, ¡claro, ellos encantados! Pero no; es una deuda que la asume la empresa comercial que se llama ALBANISA.

Ahora, si queremos trasladársela, como decía aquí un Diputado, que aparezca en el Presupuesto ¡sería un absurdo, una locura! Ya quisiéramos que se comportaran así los otros países que cooperan con Nicaragua, ¡pero no! Más bien es una ventaja, no tener que cargar esa deuda en el Presupuesto.

Y, de ese 25% que está disponible para la empresa, la empresa decide, porque es su dinero; así como un empresario privado aquí decide obras sociales en su empresa ¿quién se lo puede impedir? Quién le puede impedir a un empresario privado que dice, voy a construir aquí un puesto de salud o una escuela, ¿quién se lo impide? ¿Le vas decir: "No ¡no lo hagas! Eso tiene que venir vía presupuesto, dame la plata y viene para el Presupuesto, vos no podés hacer eso."?

Como un empresario canadiense con quien me reuní uno de estos días, que está invirtiendo en un proyecto turístico, a propósito del turismo; son empresarios que vienen de corazón, no es un multimillonario, ni un potentado; es un pequeño empresario que con gran esfuerzo ha reunido inversionistas norteamericanos canadienses, en un proyecto de desarrollo entre Masachapa y La Boquita.

Este empresario canadiense me dijo: yo le quiero entregar al gobierno de Nicaragua, al gobierno del pueblo de Nicaragua, más de 1 millón de dólares, para construir 8 kilómetros de camino asfaltado donde va a estar el proyecto. Yo le respondí: no, a mí no me entregue eso; esto es una inversión suya, usted tiene que garantizar su ejecución, y vamos a tener un acto, donde vamos a presentarlo para que vean, los que sólo viven pidiendo exoneraciones, ¡que vean lo que hace un inversionista de verdad!

Y lo más tremendo, lo más trágico, es que los que piden exoneraciones ¡y las logran! son los que más plata tienen; y las exoneraciones no son para lo que dicen que debe ser; como aquellos que viven pidiendo no pagar impuestos, son los que más ingresos tienen.

Les decía que el 25% queda disponible para proyectos sociales, que los decide ALBANISA. No podemos someterlos aquí a la Asamblea, si los fondos no salen de aquí, ¡no tienen que ver nada! Es como que le dijéramos a la ESSO... ¡hombre, las utilidades de la ESSO que vengan para acá, y aquí vamos a decidir cómo se gastan!

¡Yo encantado! si nos vamos con un modelo económico, donde las utilidades que tienen todos los capitalistas de este país, vienen a un fondo común y aquí lo vamos a decidir ¡magnífico!

Porque ellos pagan impuestos, es cierto, y saben muy bien pagar impuestos; tienen sus buenas redes de abogados, sus buenos mecanismos para pagar impuestos; y pagan, no lo que deberían de pagar, porque tienen grandes redes, son muy inteligentes, muy eficientes y si pueden escabullir impuestos, lo hacen y les quedan grandes utilidades.

Incluso, han hecho operaciones ahora un par de bancos, donde han vendido su operación en cantidades multimillonarias, estamos hablando de centenares de millones de dólares de operación, y se han quedado calladitos, no han dicho: "hombre, aquí están los impuestos por la operación." Hay que ir a registrar a toda esa gente, porque están cometiendo un delito, y vamos a encontrar más recursos.

Entonces, esta empresa que se llama ALBANISA, con un sentido social, un sentido de comercio justo, ¿qué es lo que está haciendo? yo me comunico lógicamente con el Director y Subdirector de ALBANISA, y le sugiero, porque yo no puedo decidir, nosotros no somos dueños de la empresa, y ellos han estado aplicando hasta la fecha. Primero, por un lado, PETRONIC ya cumplió con la entrega de los 20 millones de córdobas que debe entregar anualmente al Presupuesto, ya entregó los 20 millones del año 2007; y ya está lista para entregar los 20 millones del año 2008. Eso en lo que se refiere a PETRONIC.

Lo que es ALBANISA, yo les pedí que nos ayudaran a enfrentar la crisis energética; y si no fuese por ALBANISA ¡quién sabe en qué condiciones estaríamos! El problema no es bajar el precio del combustible y estimular a que se gaste más en combustible; si en los países desarrollados, en los países ricos, están haciendo políticas de ahorro, sería un suicidio, una locura, bajar el precio del combustible.

¿Qué es lo que hemos hecho? Proteger a los de a pie que tienen que montarse en el bus aquí en Managua, que son casi 1 millón de nicaragüenses entre niños, jóvenes y adultos, que se movilizan en el transporte. Donde una parte del Presupuesto lo pone el pueblo nicaragüense y lo aprueba esta Asamblea Nacional, y la otra parte la complementa, con la flexibilidad que le da su política crediticia, ALBANISA.

ALBANISA le ha entregado a INTRANMA hasta la fecha, 3 millones 773 mil 402 dólares con 44 centavos, no en efectivo, sino en combustible. Van los conductores de los buses a determinadas gasolineras, y ahí se les entrega el combustible a un precio que permite complementar, porque solamente con el subsidio que se aprueba aquí, no da.

El transporte en Managua tendría que andar ya, por lo menos en 4 córdobas, pero eso sería golpear la canasta básica de la gente y por eso nos hemos empeñado en mantenerlo en C$ 2.50. Y si entran buses nuevos, no es que vamos a venir a cobrarle a la gente un montón de plata por el bus nuevo... entonces, los pobres para el bus viejo y los que tienen más recursos para el bus nuevo ¡no! Nosotros queremos que el pobre se monte en ese bus nuevo, pagando lo mismo que está pagando ahora en ese bus viejo, porque no es justo, ¡bien merecido tiene el pueblo a tener un servicio justo! y esperamos que vengan esos buses.

Eso lo estamos trabajando con los hermanos mexicanos; en esto, el Presidente Felipe Calderón se ha portado muy bien, muy solidario, con el pueblo nicaragüense; esto y unas carreteras que en su momento, habrá oportunidad de hablar un poco más de estos temas.

GECSA ustedes saben lo que es, GECSA hermanos nicaragüenses, es clave para operativizar lo que es el suministro de energía, y ENATREL, es clave para repuestos y distribución. Estas dos empresas han recibido hasta la fecha... GECSA, por ejemplo, ha recibido 21 millones en crédito; aquí se hace una política de crédito para que pueda respirar GECSA, y en total realmente, ha recibido 28 millones, 931 mil 048 dólares con 32 centavos, y tiene un saldo en estos momentos de 21 millones. Está debiendo y ¡nadie la está apurando para que pague!

Nadie está amenazando a GECSA, como Unión Fenosa amenaza a los usuarios con ir a cortarle la energía. Nadie amenaza a GECSA de parte de ALBANISA, en decirle: "ve, no te sigo prestando, si no me pagás." No, ahí está; pagará cuando pueda.

Para ENATREL, un crédito de 2 millones 500 mil dólares; y para cooperativas, hay un crédito de 1 millón 823 mil 888 dólares, incluyendo otro millón 322 mil dólares; esto, para cooperativas que puedan colocar y que ya están colocando créditos entre los pequeños productores, con un máximo de 8% de interés. Fíjense bien, y queremos que ese préstamo sea mucho mayor, con intereses máximos del 8%. Como vemos, si sumamos estas cifras, ahí no más, tenemos más de 30 millones de dólares que está ejecutando ALBANISA de esa forma.

Creo, insisto en que ha faltado comunicación. Cuando se vaya a utilizar el fondo del ALBA, que está en ese fondo, habrá que informar bien; que eso va a depender lógicamente, de esa sociedad que está organizada en el ALBA y que, a solicitud de los países, va a disponer de ese fondo para que se puedan desarrollar obras sociales.

La prioridad de ALBANISA ha sido proteger el campo energético, y no podemos insistir, como él decía, en querer demandar que cueste menos el combustible ¡no se puede! Simplemente, tiene que haber una política de ahorro en el tema del combustible, y buscar cómo mejorar el servicio del transporte urbano en nuestro país.

Reconocemos la ayuda internacional solidaria

Quiero destacar que indiscutiblemente, nosotros no podemos, con todo y nuestras críticas y cuestionamientos, que yo se los digo en su cara a todos ellos, tanto a los norteamericanos como a los europeos, se los digo con la mayor franqueza; no podemos negar la cooperación que ellos brindan y, resulta fundamental, condicionada y todo, pero ¡no hay otro palo en que ahorcarse! hasta que logremos crecer y desarrollarnos, vamos a ser libres, mientras tanto, tenemos que seguir luchando para ser libres. Eso es lo importante.

Quiero reconocer la cooperación de Japón, de la Comunidad Europea, de los Estados Unidos; pero por otro lado, hablando de deuda, porque se hablaba de los CENIS... nosotros tenemos una deuda que cobrar, que es mucho mayor que la de los CENIS... ¡Estados Unidos! porque esas deudas se dejan en el gobierno, no las puede desconocer un Estado; el Estado norteamericano le debe a Nicaragua, 17 mil millones de dólares de los años 86, 87, que ahora será el triple, estaríamos hablando de ¡más de 50 mil millones de dólares que le debe Estados Unidos a Nicaragua!

Por eso es que yo insisto, que cada vez que Estados Unidos coloca algunos recursos aquí en la Cuenta del Milenio, o a través de AID, con alimentos, o con diferentes organismos, Estados Unidos lo que está haciendo es abonando a la deuda que tiene con el pueblo nicaragüense.

En estos momentos, que estaba conversando con el hermano Canciller de Venezuela, Nicolás Maduro... fíjense que de este Canciller se burlan allá en Venezuela ¿quiénes? la plutocracia. Yo leí un día de éstos un artículo en el periódico de la plutocracia, donde reproducían las burlas al Canciller Maduro, ¡porque no entienden cómo un dirigente sindical, que andaba manejando un tranvía en Venezuela, ahora es el Canciller de la República!

Eso es la plutocracia; la plutocracia no podría haber entendido tampoco que Abraham Lincoln, que era un hijo de leñadores, hubiese tenido la oportunidad de estudiar después, ¡eso es un delito! El hijo del pobre tiene que morir pobre, siendo esclavo de ellos, pero Lincoln se superó y llegó a ser Presidente de los Estados Unidos, el hijo de un leñador.

Y Nicolás Maduro, de raíces obrera, trabajadora, es un hombre con una gran cultura, un gran conocimiento y estuvo con nosotros enviado por el Presidente Chávez, después que nos comunicamos telefónicamente en medio de todas estas tragedias, y hoy, está con la delegación nicaragüense reunida en estos momentos, me comunicaba, primero que viene un barco, que ya salió de Venezuela, y va a descargar en Bilwi, ayuda para la región.

Que a raíz de su vista a Nicaragua, cuando vino con todo un grupo interinstitucional, ya se aprobó en Venezuela, una ayuda a Nicaragua por 14 millones 125 mil dólares, para enfrentar toda esta emergencia. Esto para garantizar zinc para 10 mil viviendas; alimentos, para reparación de caminos, para semillas, etc. Es decir, la cooperación venezolana está llegando en el momento oportuno, sin mayores cortapisas.

Otra cooperación que yo quiero destacar, es la cooperación de Cuba, ¡cuántos médicos cubanos están trabajando por todos lados! y ahora, ayudándonos a enfrentar la leptospirosis.

Quiero subrayar la cooperación de los hermanos centroamericanos, fíjense bien, de pueblos y gobernantes hermanos, donde el Presidente Saca, el Presidente Zelaya, el Presidente Berger, han estado totalmente apoyándonos con todas sus posibilidades. Y las destaco, porque son países que no tienen grandes recursos, grandes disponibilidades.

Los hermanos costarricenses, bueno, ellos más bien están solicitando mano de obra de Nicaragua; ellos no nos hacen un favor. Eso le decía ayer al Premio Nobel, cuando conversábamos le decía, es que de repente llegamos a pensar nosotros, que nos están haciendo el favor los gringos, empleándonos a ese montón de gente allá en los Estados Unidos; o que nos hacen el favor los gobiernos y el capital costarricenses empleando los nicaragüenses en Costa Rica, ¡no! es al revés. Si salieran de los Estados Unidos toda la inmigración ¡ahí sí que se hunde la economía norteamericana!

Ahí no hay genio económico que salve la economía norteamericana; ellos pueden enfrentar este problema que tienen ahorita con la crisis inmobiliaria, con sus genios, haciendo malabarismos en el campo económico; pero, si salieran los inmigrantes latinoamericanos de los Estados Unidos, colapsa la economía norteamericana. ¿Quién les va a cortar las manzanas, las uvas, las frutas, en todos esos campos en los Estados Unidos? ¿Quién va a hacer el trabajo duro que no lo quiere hacer ya el ciudadano norteamericano? Igual, en Costa Rica.

Pero ellos se ponen como que nos están ayudando, ¡al contrario! nosotros les estamos ayudando, y esas remesas que vienen, no son un regalo del gobierno norteamericano; son resultado del esfuerzo, del sacrificio, del trabajo, de los miles de nicaragüenses que están trabajando allá. Esa es la realidad. Igualmente en Costa Rica.

En esto de la cooperación a nivel regional, centroamericano, la excepción ha sido el gobierno de Costa Rica; el pueblo costarricense es otra cosa, pero el gobierno, desgraciadamente, a pesar que Costa Rica tiene condiciones mucho mejores que las de Nicaragua, pero... ¡esa es la realidad!

Destaco la actitud de Honduras, un país en condiciones muy difíciles; destaco la actitud de El Salvador... para mí fue realmente moralizante, allá en Naciones Unidas, donde entre otras cosas presenté el informe sobre el Huracán Félix, que después de pronunciar ese mensaje en Naciones Unidas, para mí ¡fue gratificante! No me lo esperaba, les digo ¡francamente no me lo esperaba! que cuando salgo, y está la fila de personalidades de diferentes países del mundo que llegan a saludar al que ha hablado, lógicamente, no había ningún representante del gobierno norteamericano en esa fila... pero estaba el Presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca; estaba el Presidente de Honduras, Manuel Zelaya y el Presidente de Guatemala, Oscar Berger.

Ahí fue donde yo me dije: "En realidad, cómo ha cambiado Centro América, cómo ha cambiado América Latina." En otros tiempos ¡ni quiera Dios! porque todo eso, corren a decírselo inmediatamente al yanqui... ¡ahí estaban éstos saludando al fulano! Ahora no, ¡la gente ha ido perdiendo el miedo! y aquí en Nicaragua, hermanos, ¡hay que perder el miedo! para poder sacar adelante a este país. Muchas gracias, hermanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios