5 oct. 2007

Venezuela y Nicaragua (II Entrega):

El 21 de junio fue inaugurada la Oficina del BANDES en Managua, se supone que inicialmente tiene destinados 10 millones de Dólares para préstamos a los agricultores a través de unas siete organizaciones microfinancieras y cooperativas. Inicialmente se habló de un porcentaje de interés del 2% anual (en tiempos de campaña electoral, por supuesto), luego esa suma se dijo sería del 5% y más adelante se vio aumentada a unos 9.5% debido a los costos de tramitación del crédito.

Recién el mes pasado nos enteramos de que comerciantes salvadoreños tienen garantizada la compra de la mayor parte de la producción nica de frijoles y otros productos básicos porque otorgan créditos sumamente favorables al campesinado, que no tiene acceso a los créditos bancarios. Uno se pregunta: ¿Que no está ya operando el BANDES?

Ahora he tenido conocimiento de que a través de la Corporación de Empresas del Sector Público el FSLN está tratando de "recomprar" la participación del Estado dentro de las empresas que han sido privatizadas a nombre de los trabajadores, mediante el establecimiento de unas "Sociedades Mixtas en Participación" (Igual que lo que pensaban hacer con KAMUSI, parece que hay un "genio jurídico" detrás de todo esto). La oferta consiste en que CORNAP asumirá la totalidad de la deuda que con el Estado tienen las empresas privatizadas y gestionará créditos jugosos con el BANDES, a cambio la CORNAP adquiere participación accionaria dentro de las empresas.

Hasta donde he conocido al momento de firmar las escrituras no se está cumpliendo con el reconocimiento de toda la deuda de las empresas con el Estado (un engaño a los trabajadores) y aparentemente la finalidad es ocultar el manejo de dinero por parte del Estado ya que las empresas "mixtas" son Sociedades Anónimas, algo así como el modelo que están usando para "capear el bulto" con PETRONIC.

Por ser de interés en este caso reproduzco el voto razonado que en su momento Mónica Baltodano presentó en la Asamblea Nacional con motivo de la aprobación del ingreso de Nicaragua al ALBA y de los convenios suscritos entre Nicaragua y Venezuela.

Voto razonado de Mónica Baltodano

Dictamen de Convenios de Cooperación entre Nicaragua y Venezuela

En base al derecho conferido en el Arto 101 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo de la República de Nicaragua, presento un VOTO RAZONADO en relación a los dictámenes sobre el Acuerdo de Cooperación energética Petrocaribe, y el Acuerdo de Cooperación Agrícola entre el Gobierno de la República de Nicaragua y el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Como representante de la Alianza MRS, he expresado de manera enfática en este parlamento y fuera de él, nuestro beneplácito al establecimiento de relaciones de cooperación entre los pueblos hermanos de Nicaragua y Venezuela. No solamente estamos a favor de relaciones fundadas en la solidaridad y el apoyo mutuo. Más aún, deseo enfatizar en lo que personalmente me concierne, desde sus inicios he expresado el respaldo a la iniciativa tomada por los gobiernos de Cuba y Venezuela para el establecimiento en América Latina de un proyecto alternativo a las políticas y tratados comerciales que privilegian el libre mercado y los intereses transnacionales de las grandes corporaciones, que terminan colonizando nuestras economías.

En ese sentido damos todo nuestro apoyo a este nuevo proyecto que alienta y da fuerza al espíritu de una integración latinoamericana basada en la cooperación y la complementariedad de nuestras economías, mejor conocida como ALBA. En este contexto damos nuestro pleno respaldo a la generosa cooperación del Gobierno de la Revolución Bolivariana con el pueblo de Nicaragua y a la búsqueda de mecanismo legítimos que fortalezcan la mutua cooperación entre ambos países y gobiernos..

Es conocido que la problemática derivada de la crisis energética de Nicaragua, el incremento mundial de los precios del petróleo y la pobreza estructural de nuestro país, ha convertido esta área en el de mayor interés y sensibilidad en la cooperación de Venezuela con Nicaragua. En este sentido no podemos menos que estar a favor del convenio de cooperación que concederá a Nicaragua términos ampliamente concesionales para la importación de 10 mil barriles de petróleo diarios, para un total previsto hasta ahora de 3, 600.000 barriles anuales.

En base al precio del barril de petróleo del día de hoy (58.00 dólares), y tenida cuenta de los términos concesionales acordados, dicha importación dejará cada año una disponibilidad de recursos para el país equivalentes a 83.5 millones de dólares o sea C$ 1,545.000 000.00 (mil quinientos millones de córdobas). Esos fondos significan unos ingresos extraordinarios de importancia mayúscula para el país, los que incluidos en el l Presupuesto General de la República deberían permitir incrementos sustanciales a los famélicos programas dirigidos a los más pobres, en materia de educación, salud, vivienda etc.

A manera de ilustración y para comprender mejor la importancia de esta cooperación es conveniente recordar que el programa “Hambre cero”, del gobierno del Presidente Ortega tiene previsto un costo ideal de 75 millones de dólares anuales. Es decir, que solamente por la vía del suministro de petróleo, el gobierno del Presidente Chávez, da un aporte superior a lo programado por el gobierno de Nicaragua para este programa.

Sin embargo, para nuestro desconcierto y grave preocupación, la información oficial brindada por los Ministros del gabinete de gobierno a la Comisión Especial encargada de dictaminar sobre estos convenios por parte del parlamento indica de manera categórica y fuera de toda duda, que dichos fondos no serán canalizados ni controlados por el gobierno ni por ninguna institución del Estado nicaragüense, sino que será una cooperación canalizada a través de una EMPRESA PRIVADA, conocida con el nombre de ALBANICA

Esto significa que en nuestro caso la multiforme cooperación de la República de Venezuela se hará a una entidad privada, y como tal sus actividades y manejo de tan importantes recursos escaparán en lo absoluto de cualquier tipo de control, tanto de la Contraloría General de la República, como del Ministerio de Finanzas, de este parlamento y por ende de cualquier forma de control ciudadano. Estos fondos –subrayamos – según informó oficialmente el gobierno al parlamento, quedarían por lo tanto bajo el arbitrio y administración absoluta y exclusiva de los directivos y socios de dicha empresa privada , Que para los efectos de ALBANICA ni siquiera se conocen los nombres de los socios y directivos PRIVADOS de dicha empresa.

Nos resulta sorprendente y hasta desconcertante que viniendo en América Latina de la nefasta experiencia de las privatizaciones, un nivel de cooperación gubernamental como la venezolana, que a la escala de la pequeña economía de Nicaragua se vuelve de tanta trascendencia, se materialice por la vía privada y no pública.

Esta modalidad resulta incomprensible, porque durante el Gobierno de Enrique Bolaños dirigentes sandinistas afirmaron públicamente que la creación de ALBANICA era forzada por la negativa del gobierno de entonces a negociar con el gobierno Venezolano por razones políticas. Era de esperar que una vez que asumió el nuevo Gobierno, las negociaciones con Venezuela se hicieran expeditas. ¿Por que usar entonces la modalidad de entidades privadas para gestionar los fondos recibidos de manera tan generosa de un gobierno y pueblo amigos?

No dudamos de las sanas intenciones del gobierno venezolano, pero desconocemos cuales habrán sido los argumentos de los dirigentes del gobierno de nicaragua para solicitar que dicha cooperación se haga bajo esta obscura modalidad.

Pero de lo que no tenemos ni la menor duda es que la privatización de dichos recursos sólo alimentará en los dirigentes nicaragüenses lo mismo que ha ocurrido en todas partes…la corrupcion y el mal uso de los recursos de la cooperación. No se requiere de ningún argumento adicional para entender que el uso privado y discrecional de estos cuantiosos recursos puestos en la mano de los dirigentes nicaragüenses será sin duda fomento de la corrupción y uso clientelar de los mismos.

En el caso de nicaragua bastaría con tan solo recordar el vergonzoso fin que tuvo el Ingenio Victoria de Julio, donación que costara varias decenas de millones de dólares al sacrificado pueblo cubano, que luego fue de manera amañada privatizado por dirigentes sandinistas El Victoria de Julio ahora sencillamente ya no existe. Sólo quedan como testimonios de esa obra de la amistad y cooperación solidaria de Cuba algunos escombros y la hermosa presa Las Canoas, que también parece extinguirse por la explotación inmisericorde de sus aguas por los productores privados de arroz,

Consideramos nuestro deber alertar en primer lugar al gobierno y pueblo de Venezuela y desde luego a la opinión pública nicaragüense sobre este desafortunado e inadecuado procedimiento para canalizar la cooperación venezolana.

Esta modalidad privada se implementará, según nos informaron los Ministros del Gabinete del Gobierno, prácticamente para todas las operaciones de colaboración .Se nos adelantado que incluso la Refinería ofrecida por el Presidente Chávez, será privada.

De esta modalidad solo se exceptúan las donaciones de medicinas y artículos escolares las cuales se harán en especie a los Ministerios de Salud y Educación.

En relación al Acuerdo de cooperación Agrícola los fondos también se gestionarán de manera privada. En ellos se incluye la donación de UREA y de de tractores, como afirmara el titular del MAGFOR. También fuimos informados que los fondos acordados para préstamos a pequeños y medianos productores que para este año son 10 millones de dólares en efectivo y 7. 5 millones de dólares en tractores, se gestionarán directamente por una oficina de representación del BANDES en Nicaragua. En discursos públicos se ha dicho que Nicaragua está enviando frijoles a Venezuela, por la urea recibida. ¿Quién se los está enviando, los privados o el Estado?

Finalmente me parece importante alertar que la deuda contraída con Venezuela producto de estos acuerdos comerciales bajo mecanismos privados de ejecución, podría terminar al fin y al cabo siendo asumida por el Estado bajo cualquier pretexto. No desearíamos que esto suceda, tal como ya ocurrió con las quiebras fraudulentas de los bancos, en que el Estado termina asumiendo los resultados de gestiones desastrosas e inescrupulosas de privados, afectando aún mas la disponibilidad de recursos de los contribuyentes para los programas sociales, tal y como sucede con la onerosa deuda interna.

Por tales razones emitimos un VOTO RAZONADO a favor de los Convenios de Cooperación Energética y Agropecuaria pero de oposición a la modalidad PRIVADA de su ejecución

Managua, 21 de Marzo del 2007

Mónica Baltodano M.

Alianza MRS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios