24 oct. 2007

Nicaragua.- Zona de desastre:

Nuestro flamante monito gobernante, luego de despotricar en contra de europeos, gringos y españoles; luego de decir que si no le gusta a los chinos su gobierno se vayan con sus zonas francas a otra parte, ahora tiende la mano limosnera y sinvergüenza pidiendo a la "Comunidad Internacional" la bicoca de más de 350 millones de Dólares para reconstruir al país que está siendo víctima de los embates climáticos de la temporada.

Este su amigo bloguero casi - casi descubre si existe vida en el más allá... al finalizar una velada organizada por la Alianza Ruso - Nicaragüense me dirigía hacia el Departamento de Estelí para cumplir con el compromiso de llevar a una de las artistas participantes; al regresar en horas de la madrugada me topé con que la carretera se estaba hundiendo y no logré esquivar la enorme grieta que se había creado (las ramas las puse con otros conductores para señalizar de alguna manera el sitio de la avería... allí los vehículos circulan a más de 100 km por hora y es una zona ubicada entre dos curvas bastante pronunciadas, el carrito que se ve al fondo es el mío, ya golpeado en su brusca caída, esperando una llanta... curiosamente ese día me estalló la de repuesto y una que me prestaron de emergencia no me sirvió).



En esta situación me preguntaba ¿Porqué Nicaragua? ¿Porqué todo nos pasa a nosotros? ¿Será predestinación? ¿Un negro designio de Nuestro Señor?



En mi práctica legal me ha tocado defender y representar a empresas constructoras nacionales que precisamente trabajaron en la construcción de esta carretera lo usual es que el Gobierno con fondos otorgados por otros países (en la gran mayoría de los casos) realiza proyecciones basándose en costos directos (materiales y mano de obra) para proceder a las licitaciones, luego viene un funcionario (que conoce el precio ajustado que el Gobierno espera) y, previa mordida, da a conocer a algún contratista ese monto... obviamente ese contratista resulta favorecido y gana la licitación. Ah, olvidaba decir que casi siempre las proyecciones las realiza una empresa diferente que ha ganado la licitación de la misma manera ya explicada.

Cuando el contratista inicia la obra resulta que las proyecciones están erradas y que muchas características del suelo o materiales no se ajustan a la realidad... comienza entonces la tramitación de órdenes de cambio que no son aceptadas por el Gobierno, quien tiene contratada otra empresa externa (que también ganó su propia licitación con el procedimiento aludido y a veces es la proyectista) para supervisar... esta "supervisora" siempre encuentra justificación para negar al contratista la compensación correspondiente por trabajos extraordinarios y así tenemos el resultado que se aprecia en las imágenes que hoy les presento.

Así pues, tenemos que quienes construyeron este tramo de carretera lo hicieron con desgano, asumiendo por su cuenta los costos indirectos (administración, utilidades...) e incluso (muy probablemente) parte de los costos directos... o, simplemente, incumpliendo con las especificaciones técnicas y la calidad del trabajo desempeñado.

Según pude apreciar mientras esperaba la llanta que me permitiría continuar mi camino, el problema estructural se debe a que debajo de la carretera hay una corriente subterránea que alimenta un "ojo de agua" ubicado a escasos metros de la orilla... obviamente las fuertes lluvias aumentaron la velocidad de la corriente subterránea, y el volumen del agua, erosionando las paredes del túnel por el que se desplaza... esta posibilidad debió haber sido prevista por cualquiera de las entidades involucradas, todas "especialistas" en la materia.



Siendo que conozco el destino que tendrá el 50% del monto de la ayuda solicitada, por el perro que muerde la mano que le da el pan, y sabiendo que con el 50% restante construiremos más carreteras como esta, se me ocurre preguntar a la Comunidad Internacional: ¿Porqué mejor no nos dan la ayuda en especie? vengan y constrúyannos lo que haya que construir, por favor no malgasten el dinero entregándoselo a uno de los dos más grandes ladrones que ha conocido nuestra historia reciente, si en realidad quieren ayudarnos, ayúdennos a evitar que cosas tan naturales como una temporada de lluvias se conviertan en desastres que pueden costarnos la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios