13 sept. 2007

Perlas Jurídicas:

Enrique Bolaños Geyer, en su calidad de Presidente de la República de Nicaragua, ordenó la investigación de actos de corrupción cometidos por su predecesor Arnoldo Alemán Lacayo; de dicha investigación se obtuvo como resultado la comprobación de que, efectivamente, Arnoldo Alemán saqueó el erario público al extremo de comprar cosas para su familia (joyas a su esposa, pañales para su bebé...) con la tarjeta de crédito asignada por el Gobierno para gastos de representación... Los delitos evidentes de Malversación de Caudales Públicos, Fraude, Exacciones Ilegales, etc... conllevaban el natural delito de Lavado de Dinero (figura típica indispensable mediante la cual el delincuente "limpia" el dinero producto de sus actividades ilícitas poniéndolo en circulación mediante el tráfico mercantil (inversiones, compraventa de propiedades, etc...) de manera que los réditos y la acumulación de riquezas aparezcan como resultado de operaciones lícitas.
Esta investigación ordenada por el Ing. Enrique Bolaños fue, la verdad sea dicha, la que provocó el ignominioso pacto entre Arnoldo Alemán y Daniel Ortega ya que el Poder Judicial, copado de fieles servidores del FSLN tenía en sus manos el destino del caudillo liberal. Lo ridículo del caso es que los flamantes jueces nicaragüenses exoneraron a Arnoldo Alemán de todo delito y le dejaron clavado solamente con el de "Lavado de Dinero"; obviamente si el dinero de Arnoldo Alemán no proviene de actividades ilícitas no podemos hablar de lavado (porque no hay suciedad que limpiar).
Ahora resulta que públicamente Leonel Teller (vocero del PLC) en un enfrentamiento público (en el Canal 2 de televisión) contra Eliseo Núñez Jr. (vocero de ALN) reconoce que su Partido recién pactó con Daniel Ortega para hacerse con la Fiscalía (ocupar el cargo). A un mismo tiempo vemos que la Convención del PLC "ordenó" a sus Diputados desaforar a Enrique Bolaños para que enfrente una acusación planteada por la Fiscalía (que ya vimos pertenece al PLC) y así, en la Asamblea Nacional es creada una Comisión Especial de Desafuero cuyo Presidente es Wilfredo Navarro (PLC).
Ante la queja (vía incidental para los versados en Derecho) de la Defensa del Ing. Bolaños por la evidente Implicancia de los miembros del PLC que conforman la Comisión aparece la rauda respuesta del Presidente de la misma (cuando es hartamente sabido que el supuestamente implicado debería de abstenerse de seguir conociendo para brindar transparencia al proceso), siendo la Comisión un órgano colegiado no se convoca a reuniones para resolver ninguna de las pretensiones de la defensa y el Sinlustre Sr. Navarro por sí y ante sí resuelve negativamente todo lo que llega a sus manos.
Ahora que en la evacuación de las pruebas va quedando desvanecida la posibilidad de mantener una posición firme en contra del Ing. Bolaños el Sr. Navarro se torna "suspicaz" y dice que le parece increíble que no se pueda probar nada en contra del Diputado; seguramente para concluir luego que ante la falta de pruebas esa misma falta de pruebas es sospechosa y establece presunciones en contra del Ing. Bolaños... De más está decir que dentro del proceso de Desaforación se ha incurrido en aberraciones como exigir interrogatorios escritos, aplicar disposiciones de orden civil, etc...
Aquí, más allá del caso del Ing. Bolaños, lo que pretendo hacer notar es cómo una venganza personal moviliza a instituciones del Estado como la Fiscalía y la Asamblea Nacional en contra de una persona que políticamente es inocua y cuyo supuesto delito (no probado e improbable) no ha producido lesión alguna al Estado de Nicaragua. Mientras el PLC se ocupa de vengar a su caudillo, Daniel Ortega (a sus anchas) establece su Dictadura en Nicaragua...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario sobre este tema:

Últimos comentarios